Diseño de interiores, práctica que trasciende lo estético

Edición Impresa

La práctica creativa del diseño de interiores es un trabajo proyectual que incide en la conformación de la experiencia del espacio interior. No sólo considera aspectos arquitectónicos sino también de la psicología ambiental. Su importancia se ha venido señalando en numerosos encuentros, como en Neocon, que se lleva a cabo desde hace cuatro décadas en Chicago.

En una de esas Ferias, el autor de esta nota tuvo la oportunidad de dialogar con el arquitecto Philip Johnson (1906-2005), curador del Museo de Arte Moderno de Nueva York y el más importante crítico de arquitectura del siglo XX. Allí se inició un vínculo a través del cual el hito de la arquitectura norteamericana auspició publicaciones del CAYC. Por esa razón, la revista de Editorial Vocación -sobre las Bienales- que se entregará la semana próxima, será un homenaje a Johnson.

Neocon es una Feria Internacional para la industria del mueble, artefactos de iluminación y objetos para oficina, que tiene una larga trayectoria en propuestas innovadoras de diseño y tecnología. Un aspecto destacado de este tipo de diseño en los últimos años ha sido el del revestimiento modular del suelo. No sólo se apoya en las últimas tendencias de la arquitectura sino también en la naturaleza. En el año 2000 implementaron por primera vez conceptos que plantearon la utilización de los procesos y diseños para resolver los problemas humanos. En Mission Zero planteó su compromiso de eliminar cualquier impacto negativo que los interiores pudieran tener en el ambiente.

El eje temático de la última Feria del Mobiliario Orgatec, que se realiza cada dos años en Colonia, Alemania, expuso la combinación del diseño, la ergonomía y el confort para crear ambientes laborales que no sólo estimularan la productividad de los empleados sino también su bienestar.

Se plantearon propuestas que consideraban las necesidades del ser humano, desde su individualidad, aspectos de su fisiología, carácter y gustos, y que se adaptaban de forma sensible a cada usuario.

El trabajo cotidiano se ve aligerado gracias a la transferencia de archivos de texto, audio o video que se efectúan con tan sólo un toque manual sobre superficies de proyección. Por ello en Orgatec se destacó como punto vital en la oficina moderna el uso de la tecnología inalámbrica, que permite la transmisión de datos, voz y audio sin necesidad de cableado.

El nuevo diseño de interiores se propone alcanzar planteos para lograr un entorno habitable y mejorar la calidad de vida de los usuarios aplicando técnicas no sólo funcionales sino también estéticas, ambientales y psico-sociales. En este sentido cabe recordar la importancia de la relación del espacio en los vínculos interpersonales.

«Los cambios espaciales dan tono a una comunicación, la acentúan, y a veces hasta hacen caso omiso de la palabra hablada», sostuvo Edward Hall, quien a comienzos de los años 60 planteó el concepto de proxémica o espacios interpersonales. En su libro, «The hidden dimension» (La dimensión oculta) describió los espacios subjetivos que rodean a cada individuo y las distancias físicas que uno trata de mantener con otras personas de acuerdo a reglas culturales muy sutiles.

Se refiere a un territorio que podemos considerar nuestro. El uso que hacemos del espacio (nuestro espacio propio o el de otros) puede afectar dramáticamente nuestra capacidad para conseguir ciertas metas deseadas de comunicación.

En el diseño interior se aplica el concepto de construcciones inteligentes a los espacios de trabajo abiertos dirigidos a promover el diálogo y el intercambio de ideas.

En la Argentina se destacan los proyectos del estudio Enrica Rosellini. En sus trabajos incorpora la flexibilidad que permite la modulación del espacio y la creación de «cubículos» modulares en espacios abiertos que funcionan como cerrados.

Sus diseños consideran la gran influencia de los adelantos en la tecnología, y una fuerte preocupación ecológica por las repercusiones en el medio ambiente.

En sus interiores para las Oficinas Repsol YPF (2005-2008), diseñó plantas con un núcleo central en las que aprovechó la gran luminosidad del edificio de César Pelli, quien vendrá a la Bienal y hablará el próximo jueves 8, en la Ballena del Centro Recoleta). Participó en las once Bienales anteriores, apoyando con su maestría estos encuentros internacionales desde 1985. En los cuatro puntos estratégicos de la planta Repsol YPF la arquitecta Rosellini ubicó espacios comunes para áreas de cafetería y reuniones informales.

En el diseño interior para el HSBC, planteó espacios centrales de doble altura y plazas de encuentro identificadas por cambios de colores, al igual que las áreas de servicios intercaladas en las circulaciones. Sus propuestas buscan fortalecer el espíritu de equipo, capturando la magia de la luz natural.

Esto también se puede observar en los interiores diseñados por Rosellini para la Compañía de Seguros Zurich proyectada por el arquitecto uruguayo Carlos Ott, autor además de la Opera de Nankin, en China.

Dejá tu comentario