10 de marzo 2009 - 00:00

“EE.UU. se cae por un precipicio. Irá bien en cinco años”

Si hay un operador influyente en los mercados internacionales, ése es Warren Buffett. Ayer brindó un lúgubre pronóstico para EE.UU.
Si hay un operador influyente en los mercados internacionales, ése es Warren Buffett. Ayer brindó un lúgubre pronóstico para EE.UU.
Nueva York - El multimillonario Warren Buffett consideró ayer que la economía de Estados Unidos «se cae por un precipicio», y que la situación podría ser peor si la Reserva Federal no hubiera actuado desde setiembre para solucionarla.
En declaraciones a la cadena de televisión de información financiera CNBC, el mayor accionista del consorcio inversor Berkshire Hathaways y uno de los hombres más ricos del mundo se refirió también a que el desempeño económico de este país «se acerca al peor de los casos», que nunca hubiera imaginado.
Consideró además que la situación «no se va arreglar con poco» y que el cambio que llevará a salir de la crisis «no se producirá con rapidez», mientras alertó sobre los peligros del aumento de la inflación y alabó el liderazgo del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.
Estas son las ideas que Buffett destacó ayer por televisión:
La economía irá bien de aquí a cinco años. El sistema económico y financiero estadounidense saldrá adelante, como lo ha hecho en otras ocasiones en el pasado.
Los mejores días para EE.UU. están por delante, pero queda el interrogante del ritmo con el cual llegaremos allí. Hoy estamos ante un Pearl Harbor económico (en referencia al ataque japonés contra la base militar estadounidense en 1941).
Es necesario que haya más colaboración entre demócratas y republicanos, superando las visiones partidistas, para alcanzar los objetivos que permitan mejorar la economía del país.
La mayoría de los bancos estadounidenses están bastante bien, y pueden superar los problemas actuales como la restricción crediticia, pero tienen que volver a la actividad bancaria.
Es importante que el Gobierno de Estados Unidos asegure a los ahorristas que no perderán su dinero si se produce una quiebra de bancos. Barack Obama debería realizar una declaración clara de apoyo al sistema bancario.
En un plazo de diez años, a los inversores les irá mejor colocando su dinero en acciones que en productos del Tesoro. No hay que ver los productos financieros derivados como el mal y evitarlos a toda costa, sino ser conscientes de que son peligrosos y se deben usar de forma cuidadosa.
Los excesos que en el mercado de la vivienda se han dado en los últimos años serán absorbidos en unos tres años, si el ritmo de construcción de nuevas casas se reduce a la tasa de crecimiento natural de la población.
Es erróneo demonizar a los ejecutivos de las grandes corporaciones por utilizar sus aviones privados, yo tengo uno y usarlo me ha ayudado a realizar operaciones empresariales.
Wells Fargo se ha estado beneficiando de las bajas tasas de interés referenciales para prestar a bajo costo. El banco surgirá mejor que nunca de la crisis crediticia del país.
Hay un par de años duros por pérdidas en el negocio bancario, pero uno espera un par de años duros cada cierto tiempo. El poder de ganancias va a ser mucho mayor de lo que se ha visto nunca cuando se logre pasar. La única preocupación de eso es que el Gobierno te obligue a vender acciones a un precio terriblemente bajo.
No es la primera vez que Buffett se refiere a la evolución de la economía estadounidense. A finales de febrero en la carta que anualmente dirige a los inversores de su firma ya señaló que la economía seguirá «en ruinas» durante 2009.
El empresario, de 79 años, se refirió también a su empresa, el consorcio inversor Berkshire Hathaways, que en 2009 registró un descenso de sus ganancias netas del 62%. El valor de la participación por acción de su holding cayó el año pasado un 9,6%, el primer retroceso en más de 40 años. Dijo que no está comprando acciones de American Express, pero también señaló que a u$s 10 por título «es un buen negocio».
Agencias EFE y AFP

Dejá tu comentario