El jurado de la Berlinale quedó bien con todos

Edición Impresa

• EL OSO DE ORO FUE PARA EL FILM "SOBRE CUERPO Y ALMA", DE LA DIRECTORA HÚNGARA ILDIKÓ ENYEDI.
Casi ninguno de los títulos importantes en competencia se quedó sin Oso, desde el africano “Felicité” hasta el finlandés “El otro lado de la esperanza”, pasando por el chileno “Una mujer fantástica”.

Enviada especial a Alemania - El jurado de la Berlinale, presidido por Paul Verhoeven e integrado entre otros por el actor mexicano Diego Luna y las actrices Maggie Gyllenhaal y Julia Jentsch, entregó el sábado un Oso de Oro y siete de Plata a los ganadores de la 67° edición del festival, en una ceremonia realizada en el Berlinale Palast, sede del certamen en Potsdamer Pltaz. La selección del jurado coincidió en gran parte con los films destacados por el periodismo que cubre la competencia. Pensando en los Oscars que Hollywood entregará el próximo domingo, no puede dejar de observarse que a muchas de las películas candidatas al Oscar no las hubieran invitado a Berlín, y a su vez, varias de las premiadas en el festival con suerte encontrarán distribución internacional. Paradojas de la industria del cine.

El Oso de Oro al mejor film recayó en la húngara "On Body and Soul" ("Sobre cuerpo y alma"), una comedia dramática dirigida por Ildikó Enyedi, sobre el romance tentativo entre un hombre mayor y una muchacha paralizada por el miedo; descubren que inexplicablemente ambos tienen el mismo sueño de ser ciervos en el bosque. El premio del jurado fue para el film africano "Félicité", de Alain Gomis, sobre una madre en Kinshasa, Congo, que enfrenta desafiante el caos de la vida diaria. No sorprendió que el premio Alfred Bauer -que destaca films innovativos recordando al fundador del festival fuera para "Spoor", dirigido por la polaca Agnieszka Holland, un thriller inquietante a la Hitchcock, con vueltas de tuerca y mensaje ecológico insistente.

Al finlandés Aki KaurismTMki le llevaron el Oso de Plata al mejor director al asiento de donde no lograba arrancarse como en una película de Buñuel. El premio fue para "The Other Side of Hope", una comedia minimalista y desopilante sobre las vicisitudes de un refugiado sirio que llega a Helsinki por equivocación. La actriz coreana Kim Minhee fue premiada por su trabajo en "On the Beach at Night Alone", una comedia a la francesa donde el personaje no puede dejar de hablar sobre los vericuetos emocionales de un romance que ocurre fuera de la pantalla. El premio al mejor actor recayó en el austríaco Georg Friedrich, quien interpreta a un padre lacónico que trata de conectarse con su hijo adolescente y enojado durante un viaje de camping por Noruega.

Los chilenos Sebastián Lelio y Gonzalo Maza fueron premiados por el guión de "Una mujer fantástica", cuya protagonista es un transexual agredido verbal y físicamente por la familia de su amante, muerto intempestivamente. Al agradecer el Oso de Plata, los premiados pasaron un aviso de tolerancia y respeto. Y el Oso de Plata a la contribución artística fue para la montajista rumana Dana Bunescu por su labor en "Ana, mi amor", la historia turbulenta de una pareja que se conoce en la universidad, contada con saltos en la cronología. El montaje fue, literalmente, armar un rompecabezas.

Dejá tu comentario