El oro y el dólar estarían gestando un importante cambio

Edición Impresa

Desde que se saliera del sistema de patrón oro en la década del 60, el dólar estadounidense como la moneda de referencia mundial y el oro han acaparado la atención de los inversores alternándose la preferencia de los mismos.

En realidad la regla de las últimas décadas parece ser que

en épocas de dólar débil el oro tiende a apreciarse como refugio de valor, y en épocas de dólar firme el oro pierde su atractivo como inversión y ha sufrido la fortaleza del billete estadounidense.

En la historia reciente podemos apreciar una época de dólar firme con Clinton desde 1992 a 2000 con un oro débil, un período de dólar débil con Bush con un oro muy firme y una época de dólar firme con un oro muy debilitado en la época de Obama.

La relación suele ser inversa, muchos hablan que un dólar firme es malo para los commodities y débil muy buena, pero esa relación se hace mucho más evidente cuando relacionamos el dólar contra el oro.

Con el Gobierno de Obama el oro tuvo su apogeo en 2011 en los 1911 dólares la onza para desmoronarse a 2016 a niveles de 1045 dólares la onza, en la época de Obama tuvimos un dólar firme, medido contra el euro principal componente del dólar index el mismo pasó de 1.50 a 1.03 esto es una gran valorización del dólar.

Con el Gobierno del actual presidente Trump el dólar registró un pico importante en 103.88 el dólar index y el euro un gran piso en torno de los 3 pesos, para desmoronarse el dólar y reflotar el euro entre un 15 y 18 por ciento de su valor, dicha debilidad en el dólar ha servido para que el oro recuperase su brillo parcialmente ya que ha fallado sucesivamente en la gran resistencia de 1365/1378 dólares la onza.

Sin embargo luego de colocar el dólar index un piso en 88,25 en este año, y el euro un techo arriba de 1.25, el superdólar parece haber regresado a escena y el

oro ha entrado en un período de ostracismo que llevó al mismo

de descender desde niveles de 1365 la onza a niveles mínimos de 1160 dólares la onza la semana atrás.

Sin embargo dólar, euro, y oro han creado situaciones extremas de sentimiento en los últimos días que claramente hablan que la sorpresa nuevamente puede estar a la vuelta de la esquina.

Muchos inversores apostando en contra del euro y a favor del dólar con indicadores de sentimiento muy pro-dólar y en contra del euro, y posiciones de contratos futuros en Chicago también pro-dólar y en contra del euro, hablan que el sentimiento hacia el dólar está en un extremo positivo típico de grandes techos y del euro típico de grandes pisos.

En contraposición el oro y la plata han disminuido los largos los especuladores notoriamente, los comerciales históricamente corto en metales han disminuido su corto a la mínima expresión y menos del 10 por ciento de los operadores está positivo para el oro con más del 90 por ciento negativo.

Este negativismo para los metales es indicativo que un gran piso podría haber sido visto para el oro en los 1360 dólares visto la semana pasada, y también podría haberse visto un gran piso para el euro cerca de los 1.1300 luego de la tormenta generada por la lira turca.

Creemos que se vienen vientos de cambios, en soledad en niveles de 90/88 éramos alcista para el dólar y decíamos que el mercado del dólar preparaba un gran rebote hacia agosto, el mismo se materializó, como es costumbre ahora que se materializó ahora todos ven más recuperación del dólar.

Contrariamente a la mayoría creemos que el dólar estadounidense dio lo que tenía que dar y está preparado para un ajuste del 50 al 62 por ciento de las ganancias desde 88.25, mientras que el euro está listo para rebotar parte de las pérdidas desde 1.25 a 1.13, todo esto debería ser bueno para el oro que desde 1160 podría intentar una sorpresiva recuperación hacia la zona de 1365 nuevamente.

En término de conteo podemos decir que el dólar index terminó o está próxima a terminar cinco ondas alcistas y una corrección del dólar index hacia 93/92 luce probable, que en forma inversa en 1.13 el euro podría haber finalizado 5 ondas de caída y un rebote a 1.18 y 1.20 luce probable.

En el caso del oro, podríamos estar viendo un triángulo, el piso de la onda C del triángulo lo vimos en 1160, onda D alcista próximo evento a 1365 luego E bajista y luego salida al objetivo de 1450-1600 repetidamente anunciada en esta columna.

Lo notable es que ahora parece haberse alineado la situación de euro, dólar y oro para un cambio de tendencia importante lo que venía subiendo bajará, y lo que venía bajando subirá.

Es probable importantes y sorpresivos rebotes en el euro a 1.18/1.20 próximas semanas y del oro a 1365, y caída del dólar index a la zona de 93.

Es necesario que se ajusten los sentimientos extremos tan positivos para el dólar y tan negativos para el euro, y el oro, la forma que se ajusten los sentimientos es haciendo el movimiento inverso, esto subiendo oro y euro y bajando dólar index, como siempre el mercado nos dará el veredicto, pero estar atentos a posibles reversiones de tendencia en las próximas semanas..

Dejá tu comentario