Las campañas en marcha

Edición Impresa

LAVAGNA. Candidato sí, candidato, no, el exministro de Economía exprime conversaciones para sumar a su postulación a la espera de mejores resultados en las encuestas para definirse finalmente. Hoy, Roberto Lavagna tiene previsto visitar el Senado para desayunar con el Bloque Justicialista que conduce Miguel Pichetto. Las medialunas llegan después que el economista se diferenció de Sergio Massa, quien lanzó una batería de propuestas para su eventual candidatura.

El encuentro será a las 10 en el despacho de Pichetto, con la participación de diputados de la bancada justicialista, entre ellos su vicepresidente, Carlos Caserio, jefe del PJ de Córdoba y de confianza del gobernador Juan Schiaretti, otro animador de Alternativa Federal, como el mismo Pichetto, Massa y Juan Manuel Urtubey. Todos son partidarios de definir al candidato en las PASO, pero se niega terminantemente Lavagna, quizá por condiciones que le imponen algunos aliados con los que formaría una alianza para su postulación.

“Ellos van a ir solos a la PASO. La PASO es legal y existe, lo que importa son las condiciones. Pero ellos no van a ir a una PASO. Qué curioso que quieran fragmentar y dividir”, señaló Lavagna durante el fin de semana.

LÍMITE. El socialismo del santafesino de Miguel Lifschitz, viene alentando a Lavagna como candidato a Presidente para disputarle el sillón a Mauricio Macri, claro, y ya pone un pie en la Ciudad de Buenos Aires. Al menos está contemplado que hoy, en un acto en el centro porteño, el legislador Roy Cortina presente su precandidatura a jefe de Gobierno porteño. Algo prematuro quizá, pero que tiene como base, también, que el socialismo no quiere alianza con el kirchnerismo y que además tampoco ve con buenos ojos que el economista participe de una PASO con dirigentes del peronismo. Como sea, Cortina, realizará un acto hoy en un bar del Paseo La Plaza en la avenida Corrientes de la Capital Federal. Por otra parte, Lifschitz viene diciendo que resultados electorales en las provincias de Río Negro y Chubut “muestran una preferencia” de los votantes “por una tercera posición” y que el kirchnerismo no es una opción.

CAMIONERO. Quien viene haciendo oposición a la eventual candidatura de Lavagna es Hugo Moyano, de pronto un cristinista. El secretario general del Sindicato de Camioneros dice que el ex ministro “no” lo “convence como figura presidencial” y que “necesitamos otra conducción, no representan al laburante”.

“Desde las organizaciones gremiales, sociales y políticas se está trabajando en la unificación mayoritaria del peronismo”, contó Moyano en las radios y sobre sus preferencias dijo que si bien “el voto es secreto”, Cristina de Kirchner es “hasta ahora quien ha demostrado tener el pulso para manejar momentos difíciles”.

UNIDAD. Otro precandidato que busca “la unidad” es Felipe Solá, quien ayer se reunió en la provincia de Buenos Aires -el territorio que mejor conoce-, con referentes del Movimiento Evita y los dirigentes del PJ de La Matanza y precandidatos a gobernador bonaerense, Verónica Magario y Fernando Espinoza, con el objetivo de avanzar en la unidad del peronismo en las próximas elecciones.

Magario y el diputado nacional Espinoza recibieron a Solá en la municipalidad de La Matanza donde también estuvieron del Evita, Leonardo Grosso y Fernando ‘Chino’ Navarro, coincidiendo en “la necesidad de la unidad para vencer a Cambiemos”.

“Vamos a seguir recorriendo cada barrio y cada municipio para construir un proyecto que incluya a todos. A los que nunca votarían a Macri y también a los desilusionados”, aseguró Solá en sintonía con Magario y Grosso. En cambio, el lunes en el municipio de Moreno, el Movimiento Evita junto con Máximo Kirchner, inauguraron el Instituto Superior de Formación Docente ‘Dr. Néstor Carlos Kirchner’, sin la presencia del intendente kirchnerista Walter Festa.

ALMUERZO. El oficialismo, en la precampaña, busca abroquelar a la tropa. Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, recibirán el viernes, en Olivos, a un grupo de dirigentes bonaerenses de Cambiemos que buscan postularse para conducir los municipios que conserva la oposición. Esa comida, con los “Sin Tierra”, se iba a realizar el viernes pasado y se postergó. Así, los dirigentes del Foro del Cambio serán recibidos también en Olivos por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y por su par bonaerense, Federico Salvai.

El mes pasado, Vidal estuvo en San Miguel del Monte para acompañar la última actividad oficial de este grupo y reafirmar que Cambiemos estaba “más fuerte que nunca”.

Entre los “Sin Tierra” están el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quien aspira a gobernar el partido de La Matanza; la senadora nacional y aspirante a la intendencia de Avellaneda, Gladys González; el ministro de Desarrollo Social bonaerense y candidato en San Martín, Santiago López Medrano, y el subsecretario de Gestión Municipal del Ministerio del Interior, Lucas Delfino, quien trabaja para ser intendente en Hurlingham, entre otros.

ALTERNATIVA. Sergio Massa sigue también de recorrida. Ayer estuvo en Chascomús. El jefe del Frente Renovador (FR) y precandidato presidencial por Alternativa Federal propaga que el país necesita una coalición de gobierno que “ponga de nuevo a la producción y el trabajo en el centro de la escena” a partir del 10 de diciembre. “El 10 de diciembre vamos a tener la responsabilidad de poner en marcha un Gobierno de coalición que llame a un gran acuerdo nacional, para poner de nuevo a la producción y el trabajo en el centro de la escena”, sostuvo Massa, quien ya tuvo un acto de lanzamiento de su candidatura presidencial, que en principio disputaría en una PASO con otros postulantes de Alternativa Federal. De esa manera, ya en campaña electoral, el precandidato visitó Chascomús, en la provincia de Buenos Aires, donde volvió a apuntar contra el “Gobierno nacional que fracasó” y al que responsabilizó por el “duro momento que atraviesan las pymes”. Estuvo acompañado por el intendente local, Javier Gastón, y el director adjunto de la Defensoría del Pueblo bonaerense, Walter Martello, Massa recorrió una pyme y participó de la inauguración del Centro Municipal de Adicciones y Salud Mental. Desde ese lugar, el exintendente planteó la necesidad de “la mano firme del Estado para luchar contra los mercaderes de la muerte y la mano sensible del Estado para ayudar a aquellos que caen víctimas de las adicciones” y entre otros temas sostuvo que “para ganarle al narcotráfico necesitamos fuerzas de seguridad equipadas e inteligencia puesta para seguir a los criminales y no para escuchar a los políticos opositores o periodistas”. El aspirante se acercó hasta la fábrica de productos alimenticios Tía Maruca, donde responsabilizó a las políticas económicas del Gobierno nacional por el “duro momento”, y aseguró que “ésta es una de las tantas empresas de la Argentina que están sufriendo las consecuencias de un programa económico que fracasó. Pero fracasó Macri, no fracasaron los argentinos. Fracasó un Gobierno que puso las ganancias en el bolsillo de diez empresarios que venden luz, gas y petróleo, y se la sacó a los 30 millones de argentinos que mueven la economía”.

Temas

Dejá tu comentario