Embargos de cuentas llegarán en 60 días (y se avisará antes)

Edición Impresa

Los lamentos desesperados de contadores y empresarios pyme por la celeridad con la cual la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) pone en marcha embargos por falta de pago sensibilizó los oídos del titular del organismo, Leandro Cuccioli, quien anunció que desde el próximo lunes 6 de agosto ese tipo de medida extrema se producirá a partir del día 60 del incumplimiento, y no en el 29, como es hasta ahora.

El nuevo sistema de cobranza regirá sólo para pequeñas y medianas empresas. El actual, prevé el envío de intimaciones a partir del día 15 de la falta de pago. Luego, a los 10 días, se envía una boleta de deuda. A las 48 horas posteriores se notifica del juicio y 48 horas después cae el embargo. Desde la semana próxima la intimación será recibida por el contribuyente a los 45 días. El resto de la serie se mantiene. El efecto es una postergación de un mes de la inmovilidad de las cuentas de la empresa afectada. La diferencia con el nuevo modelo es que apenas de produzca el incumplimiento, la AFIP se volverá insistente con las notificaciones previas al inicio del cobro formal de deuda por vía judicial. Esto quiere decir que a las 24 horas de no pago, el contribuyente comenzará a recibir mensajes de texto al celular y mails donde se le recordará que está en falta, y se lo invitará amablemente a saldar la deuda. Si eso no surte efecto, recibirá llamados al celular o su teléfono.

Esta forma de atosigar al deudor con llamados y recordatorios es el usado por muchos estudios de abogados dedicados a la gestión de cobros, con la idea de evitar tener que iniciar acciones judiciales, con los gastos que ello implica.

Pero además busca alertar a las pymes sobre las acciones de sus propios contadores. "Algunos se enteran cuatro días antes de que se les viene el embargo", señaló Cuccioli. Durante los primeros 15 días antes de la llegada de la primera intimación el contribuyente no estaba enterado de que no había pagado.

El titular de la AFIP, no obstante, negó que se haya incrementado la cantidad de embargos este año. Dijo que son similares a los del año pasado.

Recordó que existe un sistema de levantamiento rápido, abonando una parte de la deuda. "Ya tenemos 1.300 levantados, a razón de 70 a 80 por día", indicó. Afirmó que el organismo que encabeza "no cambió los criterios" para aplicar a la cobranza de los impuestos y consideró a esa medida como una "herramienta" más de las que dispone para hacer cumplir las obligaciones fiscales.

Dejá tu comentario