Esperan cerrar paritarias del 33% de los privados

Edición Impresa

El Gobierno buscará llegar esta semana a por lo menos un tercio de los trabajadores del sector privado con sus paritarias resueltas. Lo intentará con el modelo acordado la semana pasada en el sector mercantil con un aumento de salarios nominal en la línea del 20% y una cláusula de revisión en función de la evolución inflacionaria. La negociación, que avanzará en forma individual con gremios que mantienen diálogo con la administración de Mauricio Macri, tendrá un doble propósito: extender la pauta de Comercio y sumar asalariados con los ingresos de este año resueltos en la previa al paro nacional convocado por la CGT para el 6 de abril.

En el Ministerio de Trabajo, el equipo de Jorge Triaca hizo este fin de semana una proyección: si a la paritaria mercantil, la mayor del sector privado con cerca de un millón de trabajadores involucrados, y a los convenios ya cerrados en lo que va del trimestre se les suman esta semana la del gremio de la construcción (Uocra, con 400 mil afiliados), que avanza con el Ejecutivo y el sector empresarial en un acuerdo global (en línea con el modelo de los petroleros de Vaca Muerta y las terminales automotrices), y un posible entendimiento con los colectiveros de la Unión Tranviarios Automotor (UTA, entre 150.000 y 200 mil choferes en todo el país), habrá unos dos millones de empleados con sueldos definidos por lo menos hasta fin de año.

De 6.200.000 personas que se encuentran registradas como personal en el sector privado formal se calcula que 5.200.000 cuentan con un convenio colectivo de trabajo. El millón restante corresponde a jerárquicos y a peones rurales (regidos por un convenio específico). El Gobierno espera tener resueltas esta semana las paritarias de unos dos millones de asalariados. Cerca de Triaca prevén, además, que ese número podrá elevarse a continuación en caso de haber acuerdos en el sector público con el gremio mayoritario, UPCN (de Andrés Rodríguez, un dirigente de histórica cercanía con los oficialismos), y eventualmente con los docentes.

El optimismo de los funcionarios contrasta, por ahora, con las dudas de los gremialistas. En el caso de la UTA la distancia es relativamente corta: mientras el Gobierno, a través del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, apunta a un aumento de 19%, en el sindicato de Roberto Fernández demandan al menos 24 por ciento de suba. La variable, que hace decisiva la participación de Transporte en la paritaria -y que funda la confianza oficial- serán los subsidios en el sector y la promesa de apertura de nuevos recorridos para el autotransporte de pasajeros en el interior del país.

En la Uocra, en tanto, advirtieron que las negociaciones todavía están en una instancia preliminar. El Gobierno cree que el "Vaca Muerta de la construcción" que impulsa el acuerdo con el gremio y la Cámara de la Construcción (Camarco, ver página 9) servirá de base para empujar hacia un entendimiento salarial en una línea similar a la de Comercio, como sucedió el año pasado en que ambos sindicatos acordaron sueldos en tándem. Para Gerardo Martínez, titular de Uocra, es tanto o más importante que el número de la paritaria encontrar un mecanismo de recuperación de afiliados luego de haber sufrido una merma declarada de 80 mil empleos en lo que va de la gestión de Macri.

El avance gremio por gremio que se planteó el Ejecutivo tiene que ver con la resignación de los funcionarios frente al paro y la imposibilidad de incidir en la CGT para intentar una marcha atrás en la medida. De hecho, frente a la instransigencia inicial de algunos sectores sindicales Triaca debió convalidar incrementos salariales por encima de su previsión de 18% para el año. Entre ellos, el de la Asociación Bancaria (24,3%), los gremios aeronáuticos (con subas nominales de 35% que llegan a 45% de bolsillo) y el sindicato de empleados de clubes (Utedyc), con 15% para el primer semestre.

Recién con el gremio mercantil pudo exhibir una suba a medida de sus expectativas: el 20% nominal, en dos cuotas no acumulativas, representa un 18,4% de bolsillo. Para ello, como informó en exclusiva este diario, debió apurar el saldo de una deuda de 70 millones de pesos para la obra social del sindicato (Osecac).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario