Foto Cristina-Alfonsín dispara la interna con los radicales cobistas

Edición Impresa

«¿Vuelven los radicales K?». La foto de Cristina de Kirchner abrazada a Ricardo Alfonsín ayer en Chascomús despertó el apetito del cobismo por la interna del radicalismo. Con Julio Cobos tratando de profundizar su perfil opositor, el hijo del ex presidente ocupó el vacío del compañero de fórmula de la Presidente y profundizó aún más la carrera presidencial en la UCR.

La Presidente y Alfonsín compartieron un espasmo post mórtem de la fenecida Concertación Plural. No fue un gesto casual en el oficialismo, que el miércoles en la Casa Rosada agradeció a través de la Presidente la altura política de los partidos para aprobar la Ley de Matrimonio Igualitario.

Ayer, en el partido bonaerense de Chascomús, bastión radical, la jefa de Estado aprovechó para pedir una mirada del país «desde una óptica de Nación» y no partidaria.

Desde la cuna del ex presidente Raúl Alfonsín, donde inauguró una empresa productora de cemento, la mandataria aseguró también que «es posible superar las diferencias partidarias y trabajar conjuntamente». Con un tono mesurado, sin evitar críticas, Cristina de Kirchner dijo que «no es posible seguir mirando a la Argentina desde una óptica chiquita, como es la óptica partidaria», y enfatizó que «es necesaria mirarla desde un proyecto de Nación».

Tanto la jefa de Estado como el ex presidente Néstor Kirchner mantuvieron durante su gestión relaciones pacíficas con Raúl Alfonsín hasta su muerte y también suelen tener gestos con su hijo Ricardo, a quien prefieren en su pelea interna con el vicepresidente Cobos.

Precisamente, Cristina de Kirchner indicó que las tareas conjuntas, más allá de los partidismos, «no es algo nuevo», tras señalar que así lo hizo Kirchner durante su administración -con la malograda Concertación y la transversalidad- y remarcar que así lo sigue haciendo «esta presidenta». Por su parte, la intendenta radical Liliana Denot agradeció la primera visita de Cristina de Kirchner a Chascomús como jefa de Estado, a quien le deseó «el mayor de los éxitos» de gestión, «mas allá de nuestras diferencias» partidarias.

«Es posible superar diferencias partidarias y trabajar en conjunto, esto no es nuevo», afirmó la Presidente, tras recordar que durante la gestión del ex mandatario Néstor Kirchner se actuó de la misma forma en materia de obras.

«Hemos construido 750 viviendas, ya terminadas, en un plan de infraestructura como nunca había tenido Chascomús», precisó la mandataria, tras indicar que se hicieron «con criterio federal» sin un mirada «partidista o política».

Dejá tu comentario