Fractura al corazón del fútbol

Edición Impresa

Unión, con mucho esfuerzo y con un penal faltando 4 minutos, pudo ganarle a un Newells que terminó el partido con 8 hombres, muy accidentado y violento, donde el juvenil Fabián Muñoz fracturó de un puntapié a Marcelo Sarmiento.

El primer tiempo fue parejo y con pocas situaciones de gol, pero cuando terminaba el período Hernán Villalba cometió una falta de atrás y como estaba amonestado, Loustau lo expulsó.

Unión aprovechó la ventaja y no bien iniciado el segundo tiempo se puso en ventaja con un remate de Jerónimo Barrales, que tras el gol salió lesionado.

A los 8 minutos se produjo la terrible infracción de Muñoz a Sarmiento, que se fue con fractura expuesta de tibia y peroné y allí se degeneró el partido.

Unión no supo aprovechar la ventaja de dos hombres y casi no creó situaciones y Newells se le animó con el ingreso del debutante Marcos Pérez, que una de las primeras pelotas que tocó le puso un gran pase a Matías Tonso para que empate el partido.

Unión se desesperó y se mandó al ataque, mientras que Newells se defendía con orden, hasta que también se fue expulsado Guillermo Ferracuti. Allí 11 contra 8 los santafesinos presionaron y tuvieron su premio con un penal de Bernardi a Núñez que el arquero Bologna se encargó de convertir.

El triunfo fue justo, pero fue un partido que no se olvidará por lo violento y por la lesión de Sarmiento.

Dejá tu comentario