Gobierno reglamenta pago de Ganancias en la Justicia

Edición Impresa

• ES EL ÚLTIMO SECTOR QUE QUEDABA LIBERADO DEL IMPUESTO
La modificación está pendiente desde diciembre y tiene que estar lista en junio. Sólo alcanzará a los nuevos jueces y no a los que asciendan. Hay 30 nombramientos en carpeta.

El gobierno definirá en los próximos días un tema clave en su relación con la justicia: como pagarán los nuevos jueces el impuesto a las Ganancias; norma que debe estar en funcionamiento desde junio. El Ejecutivo debe resolver de que manera los nuevos funcionarios y magistrados del Poder Judicial rompen la barrera de proteccionismo con que se mantenían exentos del tributo, y que la ley de reforma de Ganancias aprobada a fines del año pasado terminó de demoler; aunque levemente. Sólo estarán alcanzados quienes sean nombrados este año, y que no tengan historia laboral en el Poder; con lo que los antiguos funcionarios que ya trabajaban a diciembre de 2016 continuarán sin pagar el impuesto; aunque tengan ascensos dentro de la Justicia. Esta limitación era la única manera que desde la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se le de un aval a la eliminación del último beneficio que quedaba en ganancias. La reglamentación que se presentará en sociedad, tal como lo adelantó este diario, habla de "los ingresos de todos los magistrados, funcionarios y empleados en los poderes judiciales y o del Ministerio Público, tanto de la Nación como de las provincias o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuya designación hubiera ocurrido a partir del 1° de enero de 2017, estarán alcanzados por el Impuesto a las Ganancias", siguiendo la línea marcada por la ley 27.346 que aprobó en diciembre pasado.

La reglamentación tendrá la firma del ministro de Justicia Germán Garavano, de Economía Nicolás Dujovne y del jefe de Gabinete Marcos Peña; y, afirman (más bien confían) en el gobierno, no generará un nuevo conflicto con el Poder Judicial ya que la norma fue negociada durante el primer trimestre del año con la CSJ de manera personal con Ricardo Lorenzetti. Fue el titular del máximo tribunal el que le dio garantías a los enviados del Ejecutivo, que desde el Palacio de Justicia no habrá planteos sobre la eventual inconstitucionalidad del decreto reglamentario; siguiendo una línea editorial que la Corte mantuvo firme y desafiante desde que Carlos Menem intentó por primera vez avanzar sobre el pago de Ganancias por parte de los jueces. Tampoco pudieron los sucesores Fernando de la Rúa, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner; quienes también intentaron su suerte modificar el beneficio para el único sector de la economía y la política argentina que mantenían la liberación del tributo. Según la doctrina de la CSJ, sólo con una reforma del artículo 110 de la Constitución Nacional (que habla de la intangibilidad de los sueldos de la justicia) se podría modificar la situación

La necesidad de avanzar con el cambio se debe a que los jueces (como el resto de los mortales) deben comenzar a tener los descuentos de Ganancias correspondientes al ejercicio 2017, cuando comiencen a liquidarse los salarios correspondientes a junio; con lo que antes que termine el mes la norma debe estar presentada en sociedad pero con el tiempo suficiente como para que la administración del Poder Judicial (que depende de la CSJ) pueda ponerla en practica internamente.

El alcance de Ganancias para este rubro tributario ya comenzó de manera simbólica cuando Cambiemos nombró a Agustín Cinto como nuevo administrador general de Poder Judicial. Cinto, un dirigente del PRO que hasta su llegada al cargo era secretario de coordinación de Gestión y Modernización de Mar del Plata, pasó a la historia como el primer funcionario dependiente del Poder Judicial al que se le liquidó el Impuesto a las Ganancias de su sueldo en relación de dependencia. Sin embargo el cambio más grande comenzará en junio; cuando el Senado comience a resolver la suerte de unos 30 nuevos jueces y secretarios que tiene en carpeta, en la saga de nombramientos más importantes para la Justicia desde que Mauricio Macri llegó al poder.

Las modificaciones de Ganancias, al menos en la Justicia, generarán para el Ministerio de Hacienda un aumento extra en los costos fiscales. Si bien ingresará más dinero porque los jueces pagarán un impuesto del que estaban exentos, el mismo dinero se gastará con las alzas salariales. En otras palabras, lo que ingrese por un lado se gastará más del otro. Sin embargo para el Gobierno es importante aplicar igual el cambio para terminar con la inequidad impositiva de que el Poder Judicial no pague el tributo, en una modificación que, en realidad, comenzará a tener pequeños aportes fiscales con el tiempo.

Dejá tu comentario