Grave: tiroteo en hospital deja un muerto

Edición Impresa

Una persona murió y al menos otras ocho resultaron heridas como resultado de un violento enfrentamiento que finalizó en los pasillos del hospital de la ciudad de Moreno, donde algunas de ellas habían acudido para que las atendieran. Por ello el Gobierno bonaerense se comprometió ayer a reforzar la seguridad con más personal policial en el hospital.

El incidente, que incluyó puñaladas y disparos, se produjo el domingo cerca de la 18 en el Hospital Mariano y Luciano de la Vega, cuando ingresaron al menos seis personas, una de ellas sin vida, tras mantener un enfrentamiento entre bandas en las inmediaciones del centro asistencial.

Por eso ayer, en medio de fuertes quejas de los profesionales del hospital, el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, se comprometió a reforzar la seguridad en el hospital, aunque se retiró del lugar en medio de pedidos de «seguridad» de parte de los trabajadores del centro asistencial.

«Desde hoy vamos a incorporar tres policías más al establecimiento, que trabajarán en coordinación permanente con personal de la seguridad privada durante las 24 horas todos los días del año», explicó el ministro Collia.

El funcionario hizo estas declaraciones luego de mantener una reunión con las autoridades del hospital, el jefe de la Departamental, comisario mayor Walter Mansilla, y representantes de los gremios ATE, CICOP, AMRA y Sindicato de Salud Pública.

En tanto, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires advirtió que «en las actuales condiciones de trabajo, sin insumos, con personal insuficiente, y con cada día mayor violencia social, estos hechos continuarán sucediendo y se seguirán agravando en número y virulencia».

«Esperemos que ante este nuevo hecho, los responsables de garantizar nuestra seguridad tomen la decisión de recibirnos y escucharnos, no quisiéramos que esta reunión se termine realizando en forma posterior a la muerte de algún trabajador o de algún paciente que concurra a cualquier hospital público bonaerense», señaló el gremio en un comunicado de prensa.

Por su parte, un técnico radiólogo que estaba atendiendo en el momento del incidente describió que «la mayoría eran mujeres y tenían heridas de arma blanca». Poco después, los enfrentamientos se reiniciaron en el interior y en la puerta del hospital, con la participación de al menos 25 contendientes.

«Una mujer sacó un arma de fuego en medio del pasillo», dijo el técnico, quien señaló que tanto el personal del centro asistencial como los pacientes que se hallaban en la guardia estaban aterrorizados. El profesional señaló que solamente llegó a intervenir una policía femenina, pero quedaron sólo los heridos mientras que la mayoría de los que intervinieron en la salvaje pelea escaparon del lugar.

Tras el serio incidente, el personal del hospital decidió un cese de actividades y dispuso solamente atender los casos de urgencia, aunque esa medida fue levantada horas después en la tarde de ayer.

El director del hospital, Rubén Rossi, se

lamentó por una situación de inseguridad que -según señaló- se repite cada fin de semana.

Dejá tu comentario