10 de noviembre 2016 - 00:00

Habemus presidente...

Habemus presidente...
 Luego de un acto eleccionario, que dejó a más de uno sin aliento tras la victoria de Donald Trump como el sucesor de Barack Obama, Wall Street comenzó la jornada del "día después" con una rueda errática y volátil . Durante la campaña Trump aseguró "poder bajar los impuestos y aumentar el gasto en infraestructura" si esto se concretara impulsaría rápidamente el crecimiento de la mayor economía a nivel global, según analistas.

Hay mucha tela por cortar, porque además hubo otras propuestas que el ahora presidente, presentó al electorado, que tienen un tinte radical y se tendrán que evaluar para su futura ejecución.

Promediando la jornada los números se revirtieron y los principales índices de referencia de la Bolsa de Nueva York finalizaron en positivo, el Dow Jones de Industriales cerró en 18.589,69 puntos subiendo el 1,40%, el S&P 500 se situó en los 2.163,26 puntos ganando el 1,11% y el Nasdaq Composite apreciándose el 1,11% llegó a los 5.251,07 puntos.

Las principales Bolsas europeas finalizaron con índices dispares, Madrid bajó el 0,40%; Londres, 1,93%; mientras que Francfort avanzó el 1,56% y París 1,49%.

Por razones horarias las Bolsas asiáticas, que son las primeras en cotizar no la pasaron bien con los resultados de la votación, encabezadas por Tokio, cuyo índice Nikkei perdió el 5,4%.

Viene lento. Aparentemente no habrá un aumento exorbitante en los precios del petróleo en los próximos cuatro años, la causa es que la oferta y la demanda no han reaccionado lo suficientemente fuerte ante el actual derrape de los precios, según la opinión de la OPEP. "En su informe anual sobre el panorama mundial del crudo, el Grupo proyectó que los precios subirán u$s5 el barril a mediano plazo, a u$s60 en términos nominales para 2020. Eso es u$s20 menos por barril que lo proyectado en 2015".

Números contundentes. La empresa ArcelorMittal, siderúrgica con sede legal en Luxemburgo, dio a conocer que regresó a la rentabilidad en el tercer trimestre, con una ganancia neta de u$s680 millones, merced a un recorte de costos y a una sostenida demanda del sector automotor y de la construcción en EE.UU.

Dejá tu comentario