Inundaciones: Scioli más crítico contra ruralistas

Edición Impresa

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires insistió con la denuncia penal contra los presuntos responsables de la construcción de canales clandestinos, que habrían ocasionado el desborde del río Areco. Mientras que funcionarios del Gobierno sobrevolaron la zona para hallar la causa del último desastre.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, informó que desde el aire se observan «surcos, canales que desembocan en el río para que fluya el agua que se acumula en el campo». Mientras que la ministra de Infraestructura de la provincia, Cristina Álvarez Rodríguez ratificó la denuncia al sobrevolar la zona y aseguró que «se pudo ver claramente la existencia de estos canales, que son de forma rectilínea y desembocan en el río».

Un fiscal inició en tanto una investigación de oficio para determinar si el desborde de los ríos se agravó por los desagües clandestinos. Si se confirma, el ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, anticipó que podría presentar una denuncia penal contra los productores agropecuarios que realizaron estas canaletas ilegales.

Scioli aseguró, además, que el Ejecutivo provincial realizará «todos los esfuerzos necesarios» que permitan a los damnificados por las inundaciones de San Antonio de Areco «ir recuperando las pérdidas sufridas» frente a la inédita situación. «Estamos actuando desde el Consejo Provincial de Emergencias desde el primer instante, con un hospital móvil, ambulancias, medicamentos, efectivos de bomberos, Defensa Civil, Policía, insumos diversos y apelaremos a distintos mecanismos para procurar que se pueda recuperar lo perdido», explicó el funcionario.

Scioli recorrió ayer por tierra y aire la zona, en compañía de la intendenta Estela Lennon, y a partir de lo observado y los informes proporcionados por la propia jefa comunal y vecinos rurales dispuso que se instrumentaran las acciones judiciales correspondientes.

«Estuvimos buscando el origen y las causas de esta inundación, que realmente ha sido imprevista y catastrófica», indicó Álvarez Rodríguez. La ministra indicó que estuvieron observando «el fenómeno natural, que caigan 300 milímetros en menos de cinco días» y agregó que «a esto se le suma el aporte que hacen canales clandestinos que pueden verse cuando uno sobrevuela la zona y que estos canales hacen aportes drenando las aguas que no absorben las superficies, los campos».

«Se va a hacer una investigación sobre toda el área del río integralmente», apunto. Además, Álvarez Rodríguez remarcó que «la Dirección Hidráulica actúa bajo las denuncias de vecinos» y agregó que «no tenemos autoridad para ingresar si no es mediante denuncia y una orden», saliendo al cruce de diferentes observaciones en ese sentido.

Francisco Durañona, presidente del Partido Justicialista y consejal en Areco se mostró sorprendido por las declaraciones del gobernador Daniel Scioli. En diálogo con Ámbito Financiero aseguró que «la medida de la denuncia fue un acto apresurado e inoportuno». Además indicó que «no es la principal causa» de esta tragedia natural, sino que denunció «falta de mantenimiento y controles en las obras».

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner aseguró que «estamos articulando la ayuda entre el Gobierno nacional y el de la provincia de Buenos Aires» y reiteró que la presidente Cristina de Kirchner «está ocupada y preocupada» por la situación.

Mientras que el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, atribuyó ayer el desborde del río Areco y otros de la zona norte bonaerense a «un período de lluvias intensas» que atraviesa el país. De esta manera, el funcionario se diferenció de su par de Planificación Federal, Julio De Vido, y del gobernador Daniel Scioli, que pidieron la intervención judicial por la construcción.

Dejá tu comentario