La Federación Agraria organiza jornada de protesta por lechería

Edición Impresa

La Federación Agraria Argentina (FAA) llevará a cabo hoy una jornada nacional de protesta para alertar sobre la situación de "quebranto" que atraviesan los productores lecheros y para reclamar además que los tamberos reciban un precio mínimo de $ 4,15 por cada litro entregado a las industrias lácteas.

La medida de los productores lecheros nucleados en la entidad ruralista dirigida por Omar Príncipe consistirá en la realización de dos asambleas, una en la localidad cordobesa de Villa María y otra en el Municipio de Cerrito, en Entre Ríos.

"Decidimos llevar a cabo una jornada de protesta porque si seguimos así muchos productores corren riesgo de desaparecer. Los tamberos necesitamos que nos aseguren un precio mínimo de $ 4,15 por cada litro de leche que entregamos. Ése es nuestro principal reclamo", dijo Marisa Boschetti, coordinadora nacional de Lechería en la FAA.

"Vamos a estar en Villa María a la vera de la Autopista Córdoba-Rosario para hacer una asamblea y entregarles folletería a los automovilistas. En Cerrito nos ubicaremos al costado de la Ruta 12. Vamos a analizar la puesta en marcha de un plan de lucha, pero no vamos a interrumpir el tránsito", precisó la dirigente.

Boschetti aseguró, tras una reunión de FAA que se realizó el viernes en Rosario, que el reclamo de los tamberos incluye un pedido al Gobierno para que "transparente la cadena de valor" de la lechería.

"Hoy, los productores tenemos una participación de un 15% en la cadena de valor y éste es un porcentaje que va en descenso cada año. Nos pagan un mínimo de $ 2,60 y el sachet de leche, en los supermercados, se comercializa a un promedio de $ 13. Es una brecha muy grande", observó.

A principios de enero pasado, el Gobierno, los tamberos y los representantes de las cámaras de la industria firmaron un acuerdo en Venado Tuerto, Santa Fe, que establecía precios mínimos, compensaciones y asistencia financiera para los productores. En ese entendimiento se pautó que los tamberos recibirían una retribución de 40 centavos de peso por cada uno de los primeros 3.000 litros producidos. Sin embargo, desde FAA y otras entidades se afirma que las compensaciones tardaron dos meses en efectivizarse y pretenden que "no haya más demoras" en ese sentido.

"Recién a fines de febrero pudimos cobrar las compensaciones. Hubo muchas demoras y la verdad que no podemos esperar más. Queremos que haya celeridad y que la plata aparezca porque si no muchos productores corren riesgo de desaparecer", sostuvo Boschetti.

Además, se suma ahora la promesa oficial de comprar a la industria el excedente de leche, bajo el compromiso de que ésta pague un precio mayor a los tambos, como una manera de buscar incentivar el alicaído sector.

Dejá tu comentario