La Rioja exigirá pase sanitario para ingresar a la provincia

Edición Impresa

En medio de un aumento lento pero sostenido en los casos de coronavirus en la última semana y de una intensificación en las campañas de vacunación, las provincias aceleran la implementación del pase sanitario que a nivel nacional regirá desde el 1 de enero.

Ayer, por caso, el Gobierno de La Rioja confirmó que pedirá el certificado para movilizarse, para realizar actividades masivas y para ingresar al territorio provincial.

El ministro de Salud riojano, Juan Carlos Vergara, explicó que “estamos de la media hacia arriba en el porcentaje de vacunados, nuestro plan ha sido exitoso. Buscamos que el 100% de la gente esté vacunada, ahí si vamos a tener una reducción importante de la circulación viral”.

“Tenemos más del 90% de personas vacunadas con primera dosis, nos falta completar algunos esquemas, se ve cierta reticencia de un sector, sobre todo en los jóvenes, a la segunda dosis. La vacuna es una herramienta, pero no es la única, tenemos que seguir con el barbijo, la higiene de manos y el distanciamiento”, indicó.

En tanto, el gobierno de Córdoba -uno de los distritos donde se registra un fuerte incremento de los contagios y un posible brote de ómicron- adelantó para el próximo martes 21 la implementación del pase para eventos de más de 1.000 personas y en viajes grupales.

Acreditación

Está previsto que este instrumento, donde su portador acredita la aplicación dedos vacunas contra el coronavirus, pueda emplearse en formato digital, a través de la app Cuidar o del Ciudadano Digital de la provincia.

También, aquellas personas que no disponen de teléfono celular, podrán presentar su certificado de vacunación en formato físico, por medio del carnet de vacunación que les entregaron al momento de inocularse.

Por su parte, el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, expresó su acuerdo con la implementación del pase sanitario al sostener que hay que utilizar “todas las herramientas” para “reducir el riesgo de circulación viral y poder resolver este problema”.

“Estoy de acuerdo con todas las herramientas que posibiliten reducir el riesgo de circulación viral y poder resolver este problema”, sostuvo Capitanich, en la Casa Rosada, tras entrevistarse con el jefe de Gabinete, Juan Manzur.

Por último, el mandatario recordó que en su provincia abril de este año se implementó un pasaporte sanitario, que ahora se unificará con el nacional: “Entendíamos que era una condición sine qua non, es decir el pasaporte sanitario acreditaba primero la condición de vacunación, la primera y segunda dosis; si efectivamente había tenido hisopado y dónde estaba circulando con el objetivo de prevenir futuros contagios”.

Dejá tu comentario