Libro contradice la versión oficial de la muerte de Bin Laden

Edición Impresa

Londres - Osama bin Laden estaba desarmado y ya mortalmente herido por una bala en la cabeza cuando los Navy Seals irrumpieron en su habitación en Abotabad, Pakistán, revela «No Easy Day», el relato de uno de los participantes en la acción que el 1 de mayo de 2011 mató al mandante de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Si bien el jefe de la red terrorista Al Qaeda tenía en su habitación un fusil Kalashnikov y una pistola Makarov, los respectivos cargadores estaban vacíos, según este relato.

El libro del exmarine Mark Owen, seudónimo de Mark Bissonnette según FoxNews, estará en las librerías a partir del 4 de septiembre.

La página on line Huffington Post, retomada por el Daily Mail, logró tener una copia de la cual difundió algunos anticipos.

Mientras subían por una estrecha escalera, el jefe del operativo comando vio a un hombre que sacaba la cabeza por una puerta: «Estábamos a menos de cinco escalones de la parte superior cuando escuché tiros con silenciador. ¡Bop Bop!», escribe Owen.

«Desde mi posición no podía decir si las balas habían impactado en el blanco. En tanto el hombre había desaparecido en la oscura habitación», agrega.

Al entrar en ella, los comandos vieron mujeres arrojadas sobre Bin Laden, quien tenía puesta una camiseta blanca sin mangas, pantalones color kaki anchos y túnica beige.

Hasta ahora, los relatos oficiales y oficiosos describían que Bin Laden estaba armado, pero según se lee en «No Easy Day», no tenía armas cargadas y fue herido de muerte antes de que los comandos entraran en la habitación.


«Sangre y trozos de cerebro le salían de un lado del cráneo. Él tenía aún las últimas convulsiones», detalla el relato.

Mientras el terrorista más buscado del mundo exhalaba su último suspiro, Owen y un compañero «le apuntaron las armas al pecho y dispararon varias ráfagas. Las balas sacudieron su cuerpo clavándolo al piso hasta que quedó inmóvil», se lee en los anticipos.

Si la reconstrucción de Owen es verdadera, el grupo comando habría quebrado las reglas de la misión. Al respecto, el mismo Navy Seal recuerda que antes de partir rumbo a Abotabad, un abogado enviado por la Casa Blanca o por el Pentágono había precisado que no se trataría de un asesinato: salvo frente a una eventual amenaza de parte de Osama, la orden era de arrestarlo vivo.

Bin Laden murió en desarrollo de un operativo de las Fuerzas Armadas norteamericanas, a casi diez años de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono, que causaron miles de víctimas.

El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó tras la acción de Abotabad que, luego de haber tenido informaciones de inteligencia sobre el lugar en que se ocultaba Bin Laden, dio la orden de ir en su busca y que un grupo estadounidense condujo el operativo. Tras un intercambio de fuego, el grupo tomó el cadáver de Osama, según explicó.

Osama había sido buscado por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos durante años, búsqueda que se intensificó tras los atentados contra el World Trade Center en Nueva York y el Pentágono.

Finalmente fue muerto en Abotabad, en uno de sus refugios, a 50 kilómetros de Islamabad.

Agencia ANSA

Dejá tu comentario