1 de julio 2010 - 00:00

Macri avanza con más limitaciones a motoqueros

El jefe de Gabinete PRO, Horacio Rodríguez Larreta, al brindar su informe semestral en el recinto de la Legislatura porteña. Habló del mapa del delito.
El jefe de Gabinete PRO, Horacio Rodríguez Larreta, al brindar su informe semestral en el recinto de la Legislatura porteña. Habló del mapa del delito.
Duros reproches se entrecruzaron ayer legisladores de la oposición al PRO y Horacio Rodríguez Larreta, cuando el funcionario los acusó cara a cara de demorar medidas que presuntamente servirían para mejorar la seguridad de los vecinos porteños.

A pesar de los traspiés que le demandó la conformación de la Policía Metropolitana, Mauricio Macri redobla los esfuerzos por intentar dar respuestas en seguridad, aun con las limitaciones que esa fuerza tiene en la Ciudad de Buenos Aires. Promete dos centros policiales para fin de año y dos mil agentes en la calle, pero quiere que la Legislatura apure la sanción de algunas leyes que envió, especialmente contra los acompañantes de motoqueros. Ayer, durante la exposición que brinda semestralmente en la Legislatura, Rodríguez Larreta les pidió a los diputados por esa norma y anticipó que ya la está corrigiendo el Gobierno porteño para ampliar las zonas en las que quedaría prohibido circular de a dos en motos por la Capital Federal como medida de prevención a los motochorros. La oposición, que en parte le rechaza esa propuesta que además incluye la obligación de llevar chalecos especiales con la identificación del vehículo, le refutó en otro sentido pero siempre girando sobre la seguridad y la Policía.

«A los sectores de la oposición que se niegan a abordar estos temas les pido que debatan nuestras propuestas, que las discutan profundamente, y que las enriquezcan si es necesario. Pero les pido que lo hagan rápido. No podemos perder más tiempo porque no podemos perder más vidas», dijo Larreta en el recinto.

El funcionario aludió al paquete de leyes del macrismo que apunta a las medidas para los motoqueros y a la prohibición de los limpiavidrios y cuidacoches.

«En un año se incrementaron en un 118% los delitos cometidos con motos, lo que arroja un promedio de 21 robos por día bajo esta modalidad», dijo Larreta, y se refirió al caso del joven muerto la semana pasada en Palermo a causa de dos personas que huían en moto luego de cometer un robo.

Aníbal Ibarra replicó que el Gobierno porteño «quiere manipular el sentimiento de la gente utilizando una tragedia para proponer soluciones mágicas que no cambiarán nada».

El titular del bloque PJ, Diego Kravetz, en cambio, aseguró en el recinto que la Metropolitana maneja una caja chica de $ 2 millones que tendría a cargo Edgardo Cenzón «pese a desempeñarse como subsecretario de la jefatura de Gabinete» y acusó que ese funcionario «está imputado en la causa de los lavaderos especializados en higiene hospitalaria». Además Kravetz dijo que el segundo del jefe de Policía, Eugenio Burzaco, «Héctor Barúa cobra 16 mil pesos por mes y los cuatro superintendentes que le siguen en el cargo -Eduardo Martino, Jorge Kots, Miguel Ciancio y Carlos Kevorkian- cobran 18 mil pesos por mes, pese a no estar nombrados en sus respectivos cargos. Tienen contratos de locación de servicios y firman como si tuviesen cargos efectivos».

Desde la Coalición Cívica, Sergio Abrevaya puso en duda que el desplazamiento de la Metropolitana, que está acotado a algunos barrios, fuera producto de un estudio del mapa del delito. Los otros temas que levantó la oposición se relacionaron con el área de Salud, donde varios legisladores están solicitando la renuncia del ministro Jorge Lemus a partir de la difusión de la suba de la tasa de mortalidad infantil.

Pero el eje estuvo en la seguridad, tema que es prioridad en el Gobierno de Macri. Larreta adelantó que en el proyecto que prevé impedir la circulación de a dos en moto en el microcentro se ampliará la medida a las diez avenidas más conflictivas de la Ciudad, entre ellas Santa Fe, Cabildo y Córdoba, dentro del horario de 9 a 18, pero también se extenderá a los sábados de 9 a 14 en función de estadísticas de robos en esos horarios.

Anticipó también que para fin de este año habrá unos 2.000 efectivos de la Policía Metropolitana en las calles de la Ciudad, y que «se construirá una comisaría en el barrio de Saavedra y otra en Chacarita y se instalarán 1.000 cámaras de vigilancia».

Dejá tu comentario