Macri busca alianza con Reutemann

Edición Impresa

Mauricio Macri no sólo no descartó ayer coincidencias electorales con el santafesino Carlos Reutemann sino que avanzó en procurar una sintonía política con el legislador afirmando que está «seguro de que Reutemann piensa lo mismo que yo para la Argentina y creo que podemos compartir una visión y tirar juntos por el país». Camino a 2011, el jefe porteño estuvo el fin de semana de campaña en las ciudades de Rosario y Venado Tuerto, donde asegura que la recepción allí es más cordial que el propio distrito donde gobierna. El macrismo intenta, además, no detener las actividades proselitistas ni la agenda porteña tras la decisión de la Justicia de llamar a indagatoria al jefe de la Capital Federal en la causa sobre espionaje.

Desde esas actividades Macri se manifestó dispuesto a una nueva alianza política con el ex gobernador santafesino, aunque tampoco desestimó la posibilidad de recomponer su sociedad con el diputado Francisco de Narváez, pero siempre y cuando ese aliado se mantenga en su proyecto original de competir por la gobernación bonaerense y no en las presidenciales, como aspira el jefe de la Capital Federal. Por el momento, De Narváez tiene previsto desembarcar en el distrito porteño con una sede partidaria propia que piloteará el legislador de la Ciudad Daniel Amoroso.

Estrategias

«Si eso se puede volver a replantear, será muy bueno para todos los bonaerenses», consideró Macri.

Antes de partir, tanto el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba como los abogados del estudio Landaburu-Feder, que asumió la defensa del mandatario, debatieron sus estrategias. En lo judicial insistirán con una prórroga de la declaración indagatoria prevista por el juez Norberto Oyarbide en la causa sobre presunto espionaje. Esa postergación, inclusive, buscaría extenderse más de lo estimado. El magistrado, que le imputa presunta falsedad ideológica en el marco de la pesquisa sobre asociación ilícita que incluiría al ex jefe de la Metropolitana Jorge «Fino» Palacios y al espía Ciro James, citó a Macri para el 28 próximo, pero deberá esperar que regrese de un viaje de cerca de siete días a la India. Esta semana debe ampliar su declaración Palacios, el jueves próximo, y el lunes de la semana que viene está citado a indagatoria el ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro. El ex juez ya definió, el viernes pasado, que sus abogados serán los del estudio jurídico que integra su esposa, María José Labat, y que conduce el procurador de la Nación, Esteban Righi, pero los abogados que defenderán al ministro serán la esposa de Righi, Ana García, y Fabián Musso.

Voceros

Sobre el tema de las escuchas, por otra parte, el macrismo designó a cuatro voceros: la ex vicejefa Gabriela Michetti; el secretario general de Gobierno, Marcos Peña; el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y el titular del bloque PRO, de la Ciudad, Cristian Ritondo. A su vez, cada uno de los diputados de la bancada recibió un mail con un resumen de lo que ha sucedido desde que estalló el caso con la detención de James el año pasado, para que tengan clara la defensa de Macri. El propio mandatario repitió durante el fin de semana que para él se trata de «una fantaciencia» los indicios que dice tener la Justicia para imputarlo. Dentro del grupo de personas que fueron escuchadas presuntamente por James y Palacios se encuentra el cuñado del jefe porteño, Néstor Lorenzo, y la Justicia intenta determinar qué relación habría tenido Macri con la realización de esa intervención telefónica.

Dejá tu comentario