Macri busca rearmar ahora vieja alianza

Edición Impresa

Mauricio Macri, tras las fiestas del Bicentenario, se entregó a un paseo de campaña por la provincia de Buenos Aires y, nostálgico, rememoró la última alianza electoral que conformó con Felipe Solá y Francisco de Narváez. Esas apreciaciones, sin embargo, no terminaron de ser aceptadas por su ex socio, que aspira a competir por la presidencia, previo paso por las internas en el PJ. Lo que parecía un acercamiento terminó así en un cruce.

Macri estuvo en Tandil, Balcarce y Mar del Plata y habló del «acierto de haber conformado con de Narváez y Solá el frente que venció al oficialismo en la provincia; se ve reflejado en el entusiasmo que despertó en la gente». Después sostuvo que era «entendible la pretensión personal de Francisco de tratar de ir por la presidencia, pero el año pasado le gente lo votó para otro lugar y creo que la coherencia se va a terminar imponiendo».

Pero ayer el legislador porteño Daniel Amoroso -quien la semana pasada se fue del bloque PRO para hacer uno propio adherente a De Narváez- aseguró que su agrupación «trabaja» por la candidatura presidencial de su jefe político y que se «apresuran» los que ya sostienen que no podrá ser candidato por no haber nacido en la Argentina. «Estoy convencido de que es argentino y puede ser candidato a presidente. La gente será la que en definitiva va a decidir», dijo el legislador.

En cambio, el diputado Gustavo Ferrari, también ayer, ante las radios salió a decir: «Es prematuro hablar de candidaturas cuando falta un año y medio. Estamos instando al peronismo a deponer candidaturas y buscar la mejor opción, tratando de sacar a Néstor Kirchner de la carrera y de la política».

Dejá tu comentario