Macri formalizó poda de cargos en los ministerios

Edición Impresa

Se eliminan secretarías, subsecretarías y otros cargos políticos que representan alrededor de 25% del total del plantel de las distintas áreas, tal como lo anticipó el Gobierno el mes pasado con el propósito de un ahorro.

El Gobierno formalizó ayer, con la publicación de un decreto, la reducción de cargos políticos suprimiendo renglones en el organigrama de los ministerios, tal como lo había anunciado Mauricio Macri en enero pasado, con la finalidad de mostrar un ahorro en el presupuesto ya hacer "más ágil" el funcionamiento de la Administración Pública.

Si bien la reducción de puestos, en la práctica ya había comenzado en algunas áreas, ahora se profundizará a partir de la norma en cuestión y el detalle de los nuevos organigramas de cada dependencia.

El decreto 174, publicado ayer en Boletín Oficial, anula disposiciones de 2002 que a su vez fueron modificadas por el Gobierno anterior y por la actual administración, en definitiva la conformación de los ministerios y sus dependencias, en las cuales existirán menos secretarías y menos subsecretarías con sus correspondientes estructuras para el funcionamiento.

"Que ese reordenamiento requiere establecer una nueva conformación organizativa de los niveles políticos, basado en criterios de racionalidad y eficiencia que posibiliten una rápida respuesta a las demandas de la sociedad, dando lugar a estructuras dinámicas y adaptables a los cambios permanentes", señala la norma firmada por Macri y Marcos Peña y que contiene 5 anexos.

El mismo decreto explica entonces que "en el marco de la reforma estructural de la Administración Pública Nacional encarada por el Estado nacional, corresponde la supresión de los cargos que ya no resulten estrictamente necesarios para el cumplimiento de las acciones y misiones de los organismos y Jurisdicciones del Estado Nacional".

De esa manera el Gobierno suprime "los cargos extraescalafonarios con rango y jerarquía de Secretario y Subsecretario existentes en las jurisdicciones ministeriales y en los organismos desconcentrados dependientes". Pero hay varias excepciones como la de titulares de organismos descentralizados, integrantes de cuerpos colegiados, Consejos o Comisiones, los correspondientes a la Unidad Ejecutora del Régimen de Ventanilla Única de Comercio Exterior Argentino, titulares de proyectos especiales, embajadores culturales, los cargos correspondientes a las unidades organizativas de la Presidencia de la Nación y los de organismo descentralizados de la Administración Pública.

Con esas aclaraciones y esas medidas, el Gobierno busca un ahorro de $1.500 millones anuales.

Por otra parte. en el mismo decreto se dispone la creación del Instituto de Juventud (INAJU), como organismo desconcentrado en la órbita de la Secretaría de Articulación de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social y aprueba los "objetivos" de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnología, también un organismo desconcentrado dentro del área del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

A su vez Macri define los objetivos del Instituto de la Juventud, entre ellos"entender en el diseño e implementación de políticas sociales destinadas a jóvenes", presidir el funcionamiento del Consejo Federal de la Juventud y "fomentar en los jóvenes la participación comunitaria, el compromiso público y valores como la solidaridad, la equidad, la memoria, la responsabilidad y la identidad nacional", entre otras funciones.

Macri consideró en su momento que el Estado era "una maraña burocrática en la que era difícil tomar decisiones" y a pesar de que su propia administración engordó las oficinas con creación de ministerios y sus dependencias, aseveró que el Gobierno el que tiene que "dar el ejemplo" por lo cual decidió la reducción.

Dejá tu comentario