Macri recibe hoy al Irízar tras primera prueba de mar

Edición Impresa

El presidente Mauricio Macri recibe hoy al rompehielos Almirante Irízar luego de tres días de pruebas en el mar. Tardó casi 10 años el proceso de reparación y modernización de la nave emblemática de la Armada Argentina utilizada en misiones de logística antártica. A pocas horas de su llegada de los Estados Unidos, Macri se hizo tiempo en la agenda y junto al ministro de Defensa Julio Martínez, estará presente al mediodía cuando el Irízar amarre en el muelle de Tandanor. El mandatario y el ministro buscan mostrar que la Casa Rosada apoyó la continuidad de una reparación que había sido cuestionada cuando Martínez estaba en la oposición. El astillero reestatizado durante la gestión de Néstor Kirchner fue hogar obligado del rompehielos durante largos años de trabajo, que lo resucitó de los estragos que causó un inexplicable incendio ocurrido en abril de 2007. En tres jornadas en alta mar la tripulación junto a técnicos del astillero efectuaron un monitoreo denominado SAT (acrónimo inglés de Sea Acceptance Test) con verificaciones y ajustes de sistemas, equipos y motores de propulsión. Las pruebas evalúan la respuesta de los equipos instalados ante diferentes exigencias, comentó el capitán Rodolfo Ramallo, vocero de la Armada Argentina. Agregó que la nave incorporó tecnología de última generación, duplicó su capacidad de transporte de GOA (Gas Oil Antártico) e incrementó en un 600 por ciento la cantidad de espacio dedicado específicamente a la investigación científica. La vuelta del Irízar a la actividad antártica, despliegue de personal y dotación de bases y ahora con plataforma científica a bordo, permite al país recuperar la independencia logística para abastecer el sistema de bases criollas. La ampliación de la habitabilidad incorpora una nueva faceta, la posibilidad de desarrollar campañas científicas con miembros de otros países un objetivo de la canciller Susana Malcorra. Se sabe que tras la navegación hubo novedades que se corregirán en el muelle de alistamiento y que el alto mando naval espera una rápida puesta a punto para evaluar si hay ventana climática para efectuar una prueba de hielo. Contar con el Irízar asegura que en la campaña de verano 2017-2018 se podrá abastecer a pleno la base general Belgrano II, la más polar del sistema de bases argentinas.

Dejá tu comentario