Malestar de gremios por gasto de $ 6 millones en Día de la Independencia

Edición Impresa

Los festejos por el 9 de Julio en Tucumán, que abarcaron tres días, representaron una erogación cercana a los 6 millones de pesos al erario, sumando los gastos efectuados por la Nación, la provincia y los municipios. La cifra, que dista lógicamente de los casi 160 millones de pesos destinados por el Estado nacional a todos los festejos del Bicentenario, enardeció el ánimo de los gremios enfrentados al gobernador José Alperovich.

Al aporte nacional no reintegrable de 3,5 millones se deben sumar aproximadamente 2,4 millones de las arcas del Gobierno tucumano, según confirmó el secretario general de la Gobernación, Ramiro González Navarro, en declaraciones realizadas a la radio local LV12.

Los fondos sirvieron para pagar prestaciones y servicios diversos para las celebraciones, contratados en forma directa y sin pasar por el régimen de la licitación pública atento a lo dispuesto por el Decreto de Necesidad y Urgencia 1.111, emitido por la provincia la semana pasada.

La confirmación del monto generó malestar en los sectores gremiales nucleados en la multisectorial, subordinada a los autoconvocados de la salud. Los sindicatos vienen manteniendo un fuerte enfrentamiento con la gestión de Alperovich por la política salarial. Por caso, la crisis en el sistema de salud mantiene en una situación de extrema fragilidad al servicio sanitario público tucumano. En los últimos meses la relación de fuerzas entre el Gobierno y los médicos se equilibró luego de la conformación de un movimiento de referentes sociales, políticos y gremiales que sumó su apoyo a la lucha que llevan a cabo en los hospitales y que no parece tener solución.

Dejá tu comentario