Macri en sintonía con Bolsonaro: "Enormes coincidencias"

Edición Impresa

Los presidentes de Argentina y Brasil arremetieron ayer contra Nicolás Maduro, hablaron de modernizar el Mercosur y de fortalecer el comercio entre los dos países.

Sintonía y enunciados marcaron ayer la foto de Mauricio Macri con Jair Bolsonaro en el Palacio de Planalto, en Brasilia, tras el encuentro protocolar que el brasileño inició con un saludo particular, que ya viene usando, el de hacer con la mano el gesto de una pistola, como quien remeda a un pistolero. Con esa distensión se realizó la entrevista ayer, en la primera visita de Macri al mandatario anfitrión. Entre esas coincidencia, Macri dijo “nos han elegido porque querían un cambio de verdad” y evaluó que hubo “enormes coincidencias” entre los dos. Bolsonaro destacó que la de ayer era la primera visita de un mandatario que recibía desde que asumió el cargo el 1 de enero pasado.

Macri, quien fue acompañado por varios ministros, llegó al Planalto y atravesó la guardia de honor de los Dragones de la Independencia que se alinearon en la rampa de ingreso, a media mañana en una jornada de extremo calor. Tras el protocolo, luego los mandatarios almorzaron, mantuvieron una entrevista y formularon declaraciones.

Así, tras la comida en su honor en el Palacio Itamaraty, Macri dijo que “equivocadamente creímos que cerrándonos protegíamos el crecimiento pero pasó todo lo contrario, los países se retrasaron frente a otros países de la región y ni que hablar frente a otras naciones” y aclaró que “estamos a tiempo” para corregirlo. También pidió un brindis “por nuestros pueblos que confirme que, más allá del fútbol, Argentina y Brasil están más juntos que nunca”.

“Hoy empezamos a escribir un nuevo capítulo en la historia de las relaciones entre Brasil y Argentina para beneficio de nuestros pueblos”, aseguró Bolsonaro antes del almuerzo.

El brasileño mostró “uniendo Argentina y Brasil con la firme determinación del combate al crimen organizado, que azotan a las familias brasileñas y consideró que la presencia de Macri “va a permitir profundizar esa lucha, vamos a ser aliados firmes en esa lucha y también en una región más integrada de desarrollo y nuevas oportunidades”.

Hablaron de “fortalecer la cooperación bilateral” y Macri sostuvo que “esta asociación estratégica toma impulso en los valores que compartimos, que los reiteramos hoy, como la democracia y la integración” y señaló que en las reuniones bilaterales hubo acuerdo para fortalecer la cooperación en materia judicial, de seguridad e inteligencia, con el principal objetivo compartido de “combatir al narcotráfico, el crimen organizado y el lavado de activos”.

“Con la Argentina es una relación que queremos y trabajaremos para fortalecerla. Seguimos con interés el esfuerzo del presidente Macri para recuperar la economía argentina y que cada vez más se inserte en el mundo”, ponderó Bolsonaro.

En cuanto al Mercosur los presidentes hablaron de la “necesidad de modernizar” el bloque. Bolsonaro definió la propuesta “un Mercosur pequeño y con relevancia” y que “necesita valorizar su tradición original de apertura comercial, reducción de barreras y eliminación de burocracia”

También coincidieron en la condena a Venezuela. Más duro inclusive que Bolsonaro, Macri dijo que Nicolás Maduro, “es un dictador que busca perpetuarse en el poder con elecciones ficticias” y ratificó que ambos países reconocen “a la Asamblea Nacional como la única institución legítima en Venezuela”.

Los presidentes también se distendieron hablando de fútbol, según contó Macri, tras la jornada en la también hubo reuniones con el Gabinete que acompañó al mandatario argentino y sus pares de Brasil.

“Hubo un clima de alegría, de ilusión”, dijo Macri, que destacó la “interconexión de las economías” y remató diciendo que “cuando a uno le va bien, ayuda al otro. Necesitamos que a los dos nos vaya bien”.

Dejá tu comentario