Neuquén: desafían docentes a Sapag

Edición Impresa

Neuquén - Los docentes neuquinos desoyeron las advertencias del Gobierno de Jorge Sapag, que primero intentó frenar el paro con un decreto y luego sacó una resolución para declararlo ilegal, y optaron por endurecer las medidas de fuerza.

Nucleados en la Asociación de Trabajadores de la Educación Neuquina (ATEN), los maestros sumaron a la huelga -que ya lleva más de 36 días- marchas en la ciudad capital, en las localidades del interior provincial y piquetes en los principales accesos.

Para hoy, los manifestantes agendaron un corte de cuatro horas en el puente carretero de la localidad de Cipolletti, sobre la ruta 22, que vincula a la provincia con Río Negro. Las nuevas modalidades de protesta comenzaron ayer con el corte del puente Centenario-Cinco Saltos, en Plottier.

Piquete

El piquete se extendió por cinco horas, entre la media mañana y la tarde, y además de cortar el tránsito, incluyó una volanteada. El endurecimiento del plan de lucha podría ingresar en su punto más alto a partir del viernes, cuando comience el fin de semana largo, previo al Bicentenario. Lejos de alcanzar una resolución del conflicto salarial, el Ejecutivo provincial potenció la dureza de las manifestaciones de los gremialistas. Luego de que Sapag decidiese declarar por decreto a la educación como «servicio esencial», con la firme intención de obligar a una cantidad mínima de docentes a mantener las escuelas abiertas para que los alumnos puedan cumplir con la totalidad de la jornada escolar, llegó una resolución de la Secretaría de Estado de Trabajo que declara ilegal el paro. El documento está firmado por el titular de la cartera, Oscar Closs, quien además ordena el levantamiento de las medidas de fuerza.

Por su parte, el sindicato cuestionó jurídicamente el decreto del gobernador: «En todo caso, la esencialidad debería definirla la Legislatura. Servicios esenciales son el acceso a la salud, el que ofrecen los controladores de vuelo, la provisión de agua. La educación es un derecho que debe garantizar el Estado».

ATEN arrancó a principios del año lectivo escolar con un pedido de incremento salarial del 35% y de ese reclamo no se bajó ante las distintas ofertas oficiales. Para el Gobierno, el reclamo del gremio docente tiene una fuerte connotación política y excede la reivindicación salarial para insertarse en la pelea por la gobernación para 2011.

Dejá tu comentario