Nuevos informes prevén una menor producción de soja

Edición Impresa

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires redujo ayer su estimación de producción de soja un 3%, a 48,5 millones de toneladas, 1,5 millón menos de los 50 millones que estimó en su anterior informe. Éstas no son buenas noticias para el Gobierno -que hasta ahora insiste con que el país producirá unos 52 millones de toneladas aproximadamente-, ya que el Estado necesita esos dólares y cada caída en la producción son menos divisas que ingresan al fisco.

La baja en la producción se da por la sequía que afectó al cultivo (un prolongado período sin lluvias y de elevadas temperaturas) en la zona núcleo que se extendió desde principios enero hasta mediados de febrero.

De todos modos, la cosecha será un 21,55% superior a los 39,9 millones de toneladas que se cosecharon en la campaña pasada, que fue afectada por una extensa sequía.

"Finalmente, luego de haber evaluado la respuesta del cultivo frente a la recuperación hídrica registrada desde el 10 de febrero, nos vemos obligados a recortar nuestra proyección de producción a 48,5 millones de toneladas", indicaron los técnicos del Panorama Agrícola Semanal (PAS) que elabora la Bolsa porteña.

"Pese a ello, esta nueva proyección de producción aún se encuentra sujeta a que las condiciones climáticas futuras, lluvias durante los próximos meses y primeras heladas del año, permitan sostener el actual potencial de rendimiento previsto para cada una de las regiones bajo estudio", dijeron los técnicos.

En la misma sintonía, el lunes pasado la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) estimó una cosecha de soja de 48 millones de toneladas. Ayer esa entidad informó que durante la semana hubo buenas precipitaciones y bajas temperaturas en la totalidad de la zona núcleo.

"En toda la franja norte de Buenos Aires se destacaron las lluvias más importantes, como por ejemplo en Junín, donde se registraron 61,2 milímetros. En el sur de Santa Fe también hubo buenas lluvias, como en Labordeboy, donde se registraron 60,4 milímetros. En el resto de la región las lluvias fueron inferiores, especialmente en Córdoba, donde los acumulados no superaron los 30 milímetros", explicó la entidad rosarina en su Guía Estratégica para el Agro (GEA).

Las reservas hídricas han mejorado notablemente y sólo en el sector suroeste permanecen zonas con características de sequía.

Dejá tu comentario