Obama: “No alcanza sólo con recortar el gasto público”

Edición Impresa

Washington - El presidente Barack Obama advirtió ayer que recortar el gasto público «no basta para resolver el déficit», en medio de la pulseada entre demócratas y republicanos para resolver la crisis de la deuda.

«No podemos eliminar nuestro déficit simplemente reduciendo los gastos», dijo el mandatario durante un discurso en el Consejo Nacional de la Raza en el que recordó que republicanos y demócratas «deben sentarse y resolver el problema para asegurarse de que los estadounidenses no sufrirán las consecuencias».

Estados Unidos podría entrar en suspensión de pagos el 2 de agosto si demócratas y republicanos no logran un acuerdo sobre cómo elevar el actual límite de la deuda, fijado en los u$s 14,3 billones. Obama reiteró en su discurso que forma parte de sus planes recortar el gasto pero que no hace falta entrar en «cantidades históricas». Frente al punto muerto de las negociaciones, los demócratas plantearon un plan de ahorro valorado en u$s 2,7 billones, que contempla reducciones en aspectos como defensa, agricultura o vivienda. Los republicanos están de acuerdo -según informó Europa Press- con al menos u$s 1,2 de los billones contemplados en el plan del Partido Demócrata.

El líder demócrata en el Senado, Harry Reid, dijo que «obviamente» Obama secunda esta iniciativa, mientras el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, la calificó de «razonable» y dijo que «debería recibir el apoyo de ambos partidos». «La pelota está en la cancha de ellos», agregó. Los republicanos están dispuestos a permitir que se suba en 1 billón el techo de deuda si se aprueba un plan de recortes de 1,2 billones de dólares a diez años, según fuentes partidarias. El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, también pedirá recortes automáticos en la reducción del déficit si el gasto sobrepasa el límite.

Advertencias

Por su parte, el FMI advirtió ayer que Estados Unidos debe elevar pronto su límite de endeudamiento y poner sus deudas bajo control por el bien de la economía global. La nota de urgencia del Fondo se incluyó en una revisión de las perspectivas económicas de Estados Unidos, donde el organismo concluyó que el ritmo lento de la recuperación puede continuar con cierto endurecimiento fiscal, pero enfatizó que la deuda pública era una preocupación.

«Los directores (en la junta del FMI) destacaron la urgencia de elevar el techo de la deuda federal y acordar detalles específicos para un amplio programa de consolidación a mediano plazo», dijo el Fondo, mientras se mantienen los esfuerzos entre el Gobierno y los legisladores estadounidenses para diseñar un plan que evite un potencial incumplimiento del pago de la deuda.

El organismo dijo que se deberían empezar a tomar medidas para tener la deuda bajo control en el año fiscal 2012, que comienza el 1 de octubre, o Estados Unidos enfrentará una perturbadora pérdida de credibilidad. «La estrategia debe incluir reformas al gasto social, como ahorros adicionales en los programas de salud, así como un incremento en la recaudación tributaria, incluyendo la reducción de los gastos impositivos», agregó. El FMI afirmó que estaban aumentando los riesgos para el futuro de Estados Unidos.

Entre ellos se incluye la posibilidad de una súbita alza en las tasas de interés o una rebaja de la calificación soberana de la deuda del país, que dejaría a Estados Unidos en una categoría de menos solvente, si no se llega pronto a un acuerdo para elevar el techo de la deuda y se instala un plan de mediano plazo de reducción del déficit.

«Estos riesgos también tendrían repercusiones significativas a nivel global, dado el rol central de los bonos del Tesoro estadounidense en los mercados financieros mundiales», advirtió el organismo.

Agencia Reuters, Télam, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario