19 de enero 2012 - 00:00

Oficial: por la sequía, daño es “irreversible” en el maíz

Por segunda vez desde su asunción, el ministro Norberto Yauhar, recibió ayer al titular de Confederaciones Rurales (CRA), Rubén Ferrero, esta vez para hablar de la sequía.
Por segunda vez desde su asunción, el ministro Norberto Yauhar, recibió ayer al titular de Confederaciones Rurales (CRA), Rubén Ferrero, esta vez para hablar de la sequía.
Los primeros informes sobre la sequía que afecta a la zona agrícola nacional, reconocen «daños irreversibles» en el maíz. En este caso lo indica el Instituto del Clima y Agua del INTA Castelar, un organismo mixto, que presentó un estudio sobre las condiciones y perspectivas climáticas para cada cultivo y región del país.

El organismo aseguró que fue una semana marcada por un importante evento de precipitación que «muy variablemente brindó alivio a la sequía» instalada en al región.

«Tal como estaba previsto, las lluvias registradas entre el 9 y el 12 de enero, cubrieron amplias áreas del centro y norte de país, llevando alivio a buena parte de las producciones en marcha acorde con la cantidad de precipitación recibida», sostuvo el informe.

El INTA estima que la falta de agua o registros muy escasos durante todo diciembre y hasta el 8 de enero y los altos niveles térmicos, ocasionaron en muchos casos daños irreversibles a cultivos de maíz de siembra temprana, según reconocieron los técnicos.

Esta repartición del INTA también admitió daños «aunque en menor grado, a las sojas y otros granos de verano, además de haberse visto sumamente afectada la oferta forrajera en general».

«Si bien en la ocasión se consignan guarismos mínimos del orden de los 5-10 mm, gran parte de los registros que rondaron los 40-70 mm, y algunos también sobrepasaron los 100 mm», sostiene el estudio.

Señala que «el área de inestabilidad se fue desplazando hacia el noreste, aunque no beneficiando a la provincia de Misiones que sufre un importante déficit hídrico durante las últimas semanas».

Al consignar la evolución semanal de los cultivos y su descripción regional, se consideró prácticamente finalizada la recolección del trigo del ciclo 2011/2012, con una producción que se continúa cuantificando y aumentando respecto de previsiones tempranas.

En relación con el maíz, «descontando la severa afectación de buena parte de los maíces tempranos y muchas áreas tienen una caracterización de estado regular a malo del cultivo, que todavía con las lluvias recientes no se podrán recuperar».

«Aún quedaría por sembrar cerca de un 10% de la superficie prevista para este grano y su evolución tiene una fuerte dependencia en las próximas precipitaciones esperadas», explicó el análisis.

En relación con la soja, las lluvias también favorecieron a gran parte de la superficie destinada a este cultivo. Varias zonas se vieron aliviadas con la llegada de moderados a abundantes milimetrajes, pero otras como la que corresponde a la franja sur de la provincia de Córdoba quedaron al margen del beneficio, las implantaciones siguen muy sufridas, con lotes sin poderse sembrar aún.

Dejá tu comentario