Otro “pasito” para atrás

Edición Impresa

Veíamos ayer a uno de los mejores comunicadores financieros afirmar: "Es un proceso de desconfianza. Si sube el dólar, la gente va a comprar. Cuando baja, te da ganas de vender. Todo el mundo dolariza sus portafolios". Cuatro afirmaciones. La primera es tautológica y la última, falaz. En el mercado a cada venta de un activo corresponde una compra -los activos no desaparecen porque alguien los vende ni aparecen porque los compran- de manera que para que alguien pueda dolarizar su cartera, enfrente alguien debe pesificar la suya. Las otras dos aseveraciones las sintetizamos en la idea que la gente sigue la corriente del mercado. Este fenómeno se trasunta en lo que conocemos como "autocorrelación" o "correlación serial" donde el valor de una variable en un momento (t) tiende a afectar el valor de esa misma variable en el futuro (t+n). El test usual para identificar este fenómeno es el Durbin-Watson que (u$s libre, variación diaria desde 1966; valor 2,3) nos permite descartar cualquier fenómeno de este tipo en el largo plazo. Claro que es posible que en la actual corrida los inversores estén comportándose de manera diferente. Aplicando el D-W (1,98) volvemos a descartar que la variación del dólar de hoy determine de manera significativa lo que suceda mañana, ergo: la gente no compra dólares porque suben, ni vende porque bajan (esta es una buena señal: el precio del dólar sigue un "random walk" y presenta un grado de eficiencia débil). Hasta aquí un planteo académico. Lo que no estamos dispuestos es aceptar que se apañe a los burócratas del Gobierno con el argumento gradual que "están haciendo lo posible". Están haciendo "lo que es posible para ellos", que es muy distinto a "hacer lo que se debe hacer". Si son incapaces de hacerlo, "su ruta". Lo "mejor" de la rueda de ayer es que no cerró cuando perdía 3,21%. Lo "peor" es que retrocedió 1,58% a 25.032,95 puntos, marcando en dólares un tercer mínimo consecutivo en el año y el menor del 12/2/2016 (desde que ganó Macri, el Merval pierde 19,3% en dólares). Ejes de los $901,2 millones operados (con 31 alzas, 9 papeles sin cambio y 49 mermas), 13% menos que el lunes, pero 5% arriba del diario del año, fueron el Banco Macro (-1,74%) con $161,1 millones, el G. Galicia (-4,34%) con $95,6 millones y el Supervielle (-0,65%) con $79,5 millones. En el podio líder Telecom (2,62%), Edenor (1,45%) y Pampa Energía (1,34%), en el antipodio, Metrogas (-6,53%), Mirgor (-4,56%) y Aluar (-4,51%). La estrella: Colorín (5,22%), la estrellada: el Hipotecario (-9,29%).

Dejá tu comentario