Panorama complicado

Edición Impresa

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la Zona Oeste de Buenos Aires, sobre la base de los precios estimados a cosecha 2013, para girasol, maíz y soja, y marzo/13 para trigo. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Se inicia la cosecha de los primeros lotes de soja y de maíz, que corresponden a las fechas de siembra más tempranas de estos cultivos. La superficie sembrada en forma temprana fue poca en proporción al área total, ya que las lluvias de primavera retrasaron la siembra en el resto del área, provocando además una reducción del área agrícola. Los rindes son buenos pero se espera que decaigan a medida que se retrasan las fechas de siembra, por la falta de lluvias en los meses de enero y febrero.

En lo que va de marzo, las precipitaciones registradas no han sido adecuadas, pero mejoraron el panorama. La soja de segunda muestra disparidad en su estado. El girasol tuvo rindes que promediaron los 21 qq/ha, aunque la superficie sembrada fue muy poca.

Los precios a cosecha han sufrido caídas. En maíz, la caída obedece a la interrupción en la entrega de autorizaciones de exportación, con lo cual los exportadores se retiraron del mercado. Los precios ofrecidos por la demanda de consumo cayeron, ampliando la brecha con el precio FAS teórico. En soja, los precios cayeron por simpatía con el mercado internacional, que refleja tranquilidad por el ingreso de la cosecha sudamericana. En cuanto al trigo, los precios a enero/14, no atraen. En la zona no aumentaría el área de trigo y cebada.

En las proyecciones a cosecha del cuadro adjunto, para siembras por administración en campo propio, la soja de 1ª muestra mejores resultados que el maíz. El girasol muestra resultados intermedios entre maíz y soja 1ª. La soja de 2ª, en tanto, no logrará revertir los quebrantos de la mala cosecha fina. El trigo de la nueva campaña muestra resultados que no atraen.

Las proyecciones para siembras en campo arrendado muestran quebranto para el maíz. La soja de 1a muestra proyecciones positivas sólo para el rinde alto del rango, con un rinde de indiferencia para cubrir costos totales de 33 qq/ha; para soja de 2ª el rinde de indiferencia es de 20 qq/ha. El girasol muestra quebranto para rindes inferiores a 24 qq/ha.

El panorama es complicado para la cadena productiva. La mala cosecha de trigo y cebada, con pérdida de área y mala calidad, resultó muy gravosa para los productores, y se nota en la cadena de pagos, con retrasos generalizados. Todos están esperando que ingrese la cosecha para ponerse al día. Con costos en alza, el año se presenta muy difícil desde lo financiero.

Dejá tu comentario