Para ahorristas: Indek impulsa cupón del PBI

Edición Impresa

El feriado de Estados Unidos de hoy llega en un momento oportuno para el mundo, pero no para la Argentina, donde el viernes los bonos quedaron en inmejorable posición para continuar al alza. Los títulos locales, mientras los mercados del mundo retrocedían, consiguieron importantes subas de hasta un 1,70% porque aparecieron inversores atraídos por las elevadas rentas que exhiben después de las últimas caídas. Como se sabe, cuando baja el precio, se eleva la renta del bono. Hay que detenerse a observar el monto de negocios para tener una idea de cómo se están manejando los inversores. El viernes, en el Mercado Abierto Electrónico, el total operado cayó casi a la mitad. Fue uno de los tres volúmenes de negocios más bajos de mayo.

El tema es que no había vendedores de bonos porque no querían deshacer la cartera y los que querían comprarlos debieron pagarlos más caros. Ésta es una clara señal de que hay una apuesta a la suba de los títulos públicos en el plazo más inmediato. Los más buscados fueron los posdefault en dólares porque son los de más corto plazo y tienen una renta de hasta un 14,50%. El Boden 2012, que vence en agosto de 2012, equivale a un plazo fijo del 12,5% en dólares. El Boden 2015, a su vez, paga una tasa del 7% anual, que a los precios que tiene hoy el bono equivale a una del 10%. En octubre de 2015, cuando venza el bono, se pagará íntegramente el precio nominal de 100 dólares por lámina. Hoy el Boden 2015 cuesta poco más de 74 dólares. Esto explica por qué el título en la última semana subió un 3,44%.

Los que buscan riesgo tienen los cupones PBI, que a los valores actuales son más que atractivos a pesar de su elevada volatilidad. Lo que se paga hoy por este derivado, que nació con el canje de la deuda de 2005 que se hizo en la gestión de Roberto Lavagna, se recupera casi en su totalidad a fin del año que viene con la renta que se estima van a pagar. Hay quienes especulan con que el INDEC será un aliado invalorable para ganar con los cupones porque, desde la misma manera que en sus mediciones, muestra una inflación menor a la real, cuando se trata del crecimiento de la economía siempre apunta hacia arriba. Hay memoriosos que recuerdan julio de 2007 cuando nevó en Buenos Aires. En ese mes hubo fábricas que suspendieron empleados por falta de energía, ya que se privilegió el consumo domiciliario del gas. Sin embargo, el INDEC midió que ese mes la industria creció un 8,5%.

Día clave

Hoy, con menos negocios de los habituales, los inversores seguirán buscando aumentar sus carteras de deuda argentina porque Europa parece estar algo más calma con los ajustes de sus economías en marcha. Ésta era la parte decisiva de la crisis.
Si los parlamentos no hubieran aprobado los recortes de los gastos públicos, el derrumbe habría seguido en los mercados por la enorme caída que habría tenido el euro. Ahora, de a poco, los inversores van asumiendo riesgos. El día clave es mañana con los mercados funcionando a pleno, aunque Europa hoy puede dar algunas señales positivas.

El dólar, por su parte, tendrá una jornada más tranquila en la Argentina. El feriado del Memorial Day en Estados Unidos limitará las operaciones en dólares
. Por eso el viernes fue un día más intenso de lo habitual debido a que los jugadores se apresuraron a cerrar sus posiciones de fines de mes. Son muchos los que durante mayo se vendieron al contado y compraron dólares a futuro aprovechando las bajas tasas para tomar seguro de cambio. Con un dólar tranquilo, bajan los riesgos de operar en bonos y desde mañana los volúmenes negociados pueden subir considerablemente. Junio puede ser un buen mes para los bonos de la deuda en dólares y para los nominados en pesos de corto plazo.

Dejá tu comentario