27 de abril 2015 - 01:10

Presión: Lousteau lanza la acumulación anti-PRO

Ernesto Sanz y Elisa Carrió anoche en el Palais Rouge para festejar el desempeño del economista Martín Lousteau en  las primarias.
Ernesto Sanz y Elisa Carrió anoche en el Palais Rouge para festejar el desempeño del economista Martín Lousteau en las primarias.
La epopeya por el segundo puesto que alimentó la tarde del acuerdo ECO y, obviamente, también del kirchnerismo porteño, fue, sin dudas, la pelea de fondo en la PASO de ayer, una vez que se despejó el resultado de la interna PRO.

El segundo lugar se transformó ayer en el único dato que interesó a la política. El extremadamente lento escrutinio de ayer alimentó las dudas y complicó búnkeres como el de ECO, donde Martín Lousteau, cuando promediaba el conteo del 40% de las mesas, se acomodaba en el segundo lugar.

Era el gatillo para lanzar una estrategia de acumulación que esperaban tanto Lousteau como Mariano Recalde: por centro o por izquierda el segundo arrastrará el voto anti-Macri. La elección general, entonces, actuará en sí misma como una segunda vuelta, rol que se reconoce desde que se lanzó el sistema de las PASO. La pelea por colocarse en segundo lugar fue ayer sangrienta, al borde de habilitar dos caminos: los búnkeres de ECO y del FpV buscaban que el grupo apareciera tras el PRO o, si eso era incalcanzable, que Lousteau o Recalde lo hicieran en la comparación por candidatos. Anoche, Lousteau se llevaba las dos categorías.

La euforia en ECO había comenzado más temprano y la primera en animarse a festejar fue Elisa Carrió, acompañada de Ernesto Sanz. El complicado armado de los radicales y Carrió en alianza nacional con Mauricio Macri y competencia en la Ciudad con el PRO exigía explicaciones y alguna euforia extra para reivindicar el éxito del grupo.

Carrió apareció en el escenario montado en el Palais Rouge junto a Sanz, antes de que Lousteau se decidiera a adjudicarse el segundo lugar, tras el PRO. Con la reivindicación de la victoria completa, la chaqueña dio otro paso: indultó a Graciela Ocaña, competidora de Lousteau, de quien está alejada formalmente hace años.

Ocaña así podría ir como candidata a vicejefa de Gobierno con Lousteau, siempre que la situación en el grupo no se complique por las presiones que habrá dentro del acuerdo UCR-Carrió-Macri.

"El 70% de la Capital votó por la república", arrancó Carrió. A las 21, siguiendo un sistema de mesas testigo que organizó ECO, Sanz daba a Lousteau y el grupo en segundo lugar. Una hora después, Lousteau apareció en el escenario: "Les queremos decir a los porteños que somos plenamente conscientes de que debemos honrar ese compromiso y que lo vamos a hacer", y dio chances a los perdedores: "ECO va a saber aprovechar las enormes capacidades de Graciela y Andrés y de sus equipos en los mejores lugares posibles".

Dejá tu comentario