Prevenir mejor que curar

Edición Impresa

Rueda bajista en la Bolsa de Nueva York ya que los inversores decidieron hacer una pausa en la adquisición de títulos de los sectores cíclicos del mercado, con las finanzas y la energía liderando el derrape.

Las energéticas continuaron su lento comienzo de semana, cayendo más del 1% debido a que los precios del petróleo se vieron presionados por los datos que mostraban una extracción de 3,2 millones de barriles la semana pasada de la Reserva Estratégica de Petróleo de los EE.UU. En tanto los valores financieros cayeron más del 1% debido a que las acciones bancarias se vieron presionadas en medio de la flexibilización de los rendimientos de los bonos del Tesoro, a medida que crecen las preocupaciones sobre el impacto que las nuevas restricciones de covid-19 en Europa tendrán en el crecimiento económico mundial.

El índice Dow Jones de industriales finalizó en 35.931,05 puntos bajando el 0,58%. el S&P500 se situó en los 4.688,67 puntos perdiendo el 0,26% y el Nasdaq Composite depreciándose el 0,33% llegó a los 15.921,57 puntos.

El Banco Central Europeo alertó ayer del riesgo de que se produzcan rectificaciones en los mercados inmobiliarios de algunos países de la zona del euro y en algunos activos financieros, que están sobre valorados.

La noticia relevante - En su Informe de estabilidad financiera de noviembre de 2021, el BCE manifestó que “la recuperación económica en la zona del euro ha reducido los riesgos a corto plazo para la estabilidad financiera relacionados con la pandemia”. Los problemas en algunos mercados inmobiliarios residenciales han aumentado, especialmente en países donde las valoraciones ya eran elevadas antes de la pandemia.

El BCE recomienda políticas macroeconómicas que prevengan y tranquilicen los riesgos en los mercados inmobiliarios de esos países.

Estas políticas incluyen medidas como obligar a los bancos a tener suficiente capital para reforzar la liquidez del sistema bancario en las fases de crecimiento excesivo del crédito (colchón de capital anticíclico) y establecer límites y condiciones a la concesión de crédito.

La entidad monetaria, a través de sus funcionarios, también alerta de la sobre valoración de algunos activos, el elevado nivel de deuda pública y privada y de que las empresas financieras no bancarias toman más riesgos, a pesar de que la pandemia no ha desaparecido completamente”.

Dejá tu comentario