Promoción: La Rioja apura conciliación

Edición Impresa

La Rioja está decidida a apurar una instancia de conciliación con Mendoza relativa a la contienda judicial por la promoción industrial, en línea con el objetivo de arribar a un punto de acuerdo político exigido por Cristina de Kirchner a los mandatarios cuyanos.

Para agilizar los pasos y acortar el camino hacia la salida de disputa, desde el Ejecutivo de Luis Beder Herrera confirmaron que se presentará ante la Corte Su-prema de Justicia de la Nación una solicitud de mediación con el Gobierno mendocino de Celso Jaque, que fue quien inició la polémica luego de quedar fuera de los beneficios impositivos que extendió la Presidente con el Decreto 699.

Con la búsqueda de una conciliación, el fin primordial que persigue el riojano es contener los efectos adversos que pueda traer consigo el recurso de amparo que interpuso un juez federal de Mendoza para suspender la entrada en vigencia de la norma presidencial. Y esa aspiración por mantener los beneficios es la lectura que comparten los distritos «promocionados» sobre el pedi-do de la Casa Rosada de resolver la disputa sin mostrar derrotados.

Además de La Rioja, San Juan, Catamarca y San Luis se enlistan entre las «promocionadas». Los gobernadores de las dos primeras aún tienen pendiente en su agenda una reunión con Jaque para destrabar el conflicto. Pero, por el momento, no hay novedades sobre la posibilidad de que se concrete una cumbre entre los tres.

Espera

De hecho, los mandatarios aguardan que el procurador de la Corte, Esteban Righi, decida si corresponde que la Corte se aboque para tratar el recurso de inconstitucionalidad que presentó Mendoza en contra del decreto. Al menos deberán esperar hasta la semana que viene, ya que Righi retomará su labor el lunes luego de la feria judicial.

Colaboradores de las go-bernaciones coinciden en estimar que el fiscal dará el sí para que el máximo tribunal se meta de lleno en el tema y decida si es inconstitucional o no como pidió Mendoza.

En tanto, La Rioja se presentará como parte interesa-da en la causa «para defender nuestros intereses», según explican. Pero en la provincia aseguran que apuestan a una salida política antes que a la Justicia.

Judicialización

En esa línea, el diputado nacional Jorge Yoma opinó que «la judicialización es el fracaso de la política» y agregó que el propósito de la conciliación es hallar, finalmente, «una salida política». «Hay diálogo entre los gobernadores y hay buena predisposición», completó el legislador riojano.

Así las cosas, se barajan algunas alternativas, como la imposición de ciertas condiciones de parte del Gobierno que quedó fuera de los beneficios para dar marcha atrás a su reclamo.

Prohibir que una industria radicada en Mendoza se mude a San Juan para gozar del régimen, evitar la competencia de industrias de vinos comunes e incentivar a las empresas que se instalen en San Juan para que compren insumos y bienes de capital en la vecina provincia serían los ítems que más preocupan a la administración de Jaque.

Si bien en Mendoza aseguran estar dispuestos al diálogo, públicamente ratificaron que seguirán la estrategia judicial.

Dejá tu comentario