Santa Fe 2022: el corredor de la innovación hacia el futuro

Edición Impresa

Innovar es romper los paradigmas para generar nuevas soluciones, conectar la visión con los resultados, con foco en la acción. La receta: hacer.

El mundo nos está mirando, está mirando el modelo Santa Fe. Tenemos la responsabilidad de profundizar esas relaciones con las que contamos y al mismo tiempo buscar nuevas. No podemos relajarnos, tenemos que profundizar el modelo de provincia emprendedora, y seguir generando capacidades que el mundo está demandando.

Veinte meses de pragmatismo modificando matrices, actuando desde la perspectiva macro hacia la aplicación micro para generar impacto. Trazando la hoja de ruta y definiendo hitos de avance concretos que potencien las capacidades, integrando a los que no estaban en este camino. Pasar esa página no fue simple, es salir de la zona de confort, movilizar y reprogramar.

A pesar de un contexto de pandemia, restricciones de circulación a nivel mundial, disrupción en la cadena de suministros, nosotros pudimos abrir la agenda. Pensamos los dolores y construimos las estrategias con el sector tecnológico y productivo, priorizamos los desafíos que apretaban los zapatos e implementamos, sin dudarlo, la máxima inversión histórica.

Pusimos en marcha un financiamiento histórico para pymes, apostando al desarrollo y la creación de empleo. Santa Fe, junto al Banco Nación, inyectó 26.500 millones de pesos con múltiples líneas de créditos para los sectores que recorren de norte a sur el mapa productivo.

Creamos el fondo de inversión SF500: 300 millones de dólares para crear empresas de base tecnológica en los próximos 10 años. Un hito en Latinoamérica, que capturó la mirada internacional por ser un fondo que invierte en el futuro, en emprendedores de la ciencia de la vida, porque es una herramienta de financiamiento autónoma y anticíclica que no estará sometida a los cambios de gestión.

Para trabajar en el futuro tenemos que sentar las bases hoy. Seguir invirtiendo en la creación de esa plataforma que se potencia a través de la conectividad: 100 millones de dólares con CAF, que nos garantiza ser un hub del conocimiento inclusivo y conectado con producción y trabajo.

Estos son los vehículos de la economía 4.0: créditos para que nuestra sólida base productiva pueda estar segura de su próximo paso, expansión y competitividad. La multiplicación de emprendimientos con el SF500, generará nuevas oportunidades y capacidades para el territorio y el tercer eje: el megaplan de conectividad para arraigar el talento.

El 2022 comienza a ser, sobre este corredor preparado, el centro de la innovación. Continuaremos poniendo en ese centro, el elemento multiplicador: las herramientas organizadas para acelerar nuestro crecimiento y estabilizar nuestra economía. No hay dudas de que somos líderes regionales en la economía del conocimiento.

Qué se viene: cambios vertiginosos que sigan teniendo el impacto de nuestras acciones; consolidarnos como un destino atractivo para empresas que quieran ampliar sus operaciones y retener a nuestros talentos jóvenes; como también, afianzar el modelo que pasa de swer de transferencia tecnológica a otro de vinculación. Ciencia y producción. Digitalización y habilidades.

Alemania, India, Francia, Costa Rica, Polonia y Kuwait pisaron la tierra fértil de Santa Fe porque vieron un ecosistema fuerte, en armonía y basado en consensos con capacidad para desplegar transformaciones importantes.

Vamos a cosechar los primeros frutos de esta estrategia: muestra de esto, es el hecho de que cada una de las principales empresas biotecnológicas, tienen proyectos para generar más de 100 empleos en Santa Fe el próximo año: Zeltek, Terragene, Keclon, Zoovet, son algunas de las empresas que, además, además del centenar de nuevos empleados y empleadas que sumará a su fuerza laboral durante el próximo ejercicio, se caracterizan por ser impactantes a nivel global y tener el potencial de hacer que otras se animen a llegar.

Apoyamos a un sector que no tenía el lobby suficiente, pero decidimos invertir fuerte. El próximo año tendremos más hits como el que está resonando en este momento, una innovación radical que revoluciona el agro en el mundo: la tecnología HB4 de Bioceres, desarrollo 100% santafesino, de pioneros y visionarias que colaboraron de forma pública-privada durante casi 20 años.

Solidez

Esto nos posiciona en el tablero internacional, estamos siendo el faro por la solidez de nuestros desarrollos y por entender que ya somos un nodo dentro de las redes internacionales del conocimiento. Eso nos da la seguridad que nuestro modelo de visión 360, llegó para quedarse.

Cada inversión en ciencia y en startups nos desencadena un desarrollo de valor, que puede desenvolverse y apuntar alto. Tenemos empresas que cotizan en el Nasdaq y una industria del conocimiento con un potencial que en un futuro cercano, podría ser tan importante como el agro para Santa Fe.

Estamos dando soluciones a los desafíos futuros: Alimentos funcionales, colorantes de hongos, vacunas para plantas, mitigar el cambio climático, la neutralidad de carbono, no hay estrategia de futuro sino somos sostenibles. Longevidad, salud y bienestar, también están en el eje de la oferta de nuestros emprendedores.

Santa Fe es una isla donde sucede la foto del futuro, lo que la pandemia aceleró, las y los santafesinos lo potenciaron. Tenemos una masa crítica de innovadores industriales, de científicos con capacidades de generar tecnologías potentes y exponenciales, que pueden cambiar el mundo y revolucionarlo.

Oportunidad

Estamos remodelando el mercado, saltando a una oportunidad donde se conectan las actividades del ecosistema y las estrategias de desarrollo. Somos capaces de atraer aliados internacionales, podemos albergar startups de alta calidad.

La actividad productiva se alimenta de la actividad científica, y se sostiene y desarrolla a partir de la misma. Existen empresas que nos muestran ese camino, empresas del agro, alimentos y salud con trayectorias tradicionales y actuales en biotecnología de hace 20 años.

Tomamos la decisión de incorporar masivamente tecnologías en áreas estratégicas de gobierno. Un hito histórico es la alianza junto a INVAP para implementar dispositivos para modernizar el sistema de seguridad público. Se trata de pensar disruptivamente: innovar.

Es de largo plazo, invertir en Ciencia y Tecnología para solucionar problemas concretos que mejoren la calidad de vida. Estos son los consensos del futuro, los que tenemos que pensar juntos.

Logramos el big bang de la innovación, sentamos las bases de los acuerdos que nos van a marcar un nuevo camino. Nos arriesgamos porque tenemos las herramientas, porque tenemos los activos para hacerlo, tenemos el talento.

Estamos en un proceso de alineación estratégica, articulando actores. Delineamos un Plan de Acción en Ciencia y Tecnología, con 120 personas de las 70 instituciones más relevantes, pensando la Santa Fe del 2030, como el paraguas que integra los acuerdos con acciones locales, donde cada actor lo toma para generar las mejores condiciones de crecimiento del sector y transformar desde su metro cuadrado.

Cuando decimos un plan, se refiere a la excelencia científica, al proceso económico, a la reindustrialización, al valor social y político de organizar y dar efectividad a los recursos disponibles para que vuelvan multiplicados al territorio, mejorando la vida, el empleo y las oportunidades.

Estamos trabajando fuerte para que Santa Fe sea el corazón de la innovación, respuestas globales, con ejes firmes, y con herramientas concretas que generan las condiciones para que el ecosistema científico y emprendedor pueda radicarse en la provincia, y favorecerse con las inversiones.

Buscamos que todo santafesino y argentino tenga en esta provincia un lugar para desarrollarse, crecer y sumarse a la economía del conocimiento.

Confiamos en esto, porque somos una de las principales provincias con capacidades científicas y tecnológicas, con un promedio de 128 investigadores cada 100.000 habitantes, en más de 30 institutos Conicet. Esta isla, tiene un ambiente en el que se respira innovación y un clima de co creación.

Esta comunidad tiene 15 universidades públicas y privadas, con 166.400 estudiantes de carreras de pregrado y grado. De ellos, 47.000 estudian carreras vinculadas a las ciencias básicas y aplicadas. Además contamos con un Ecosistema Tecnológico Territorial, con más de 15 Centros, Polos y Clusters Tecnológicos, con presencia del Centro Regional INTA, con sus 3 Estaciones Experimentales Agropecuarias y el INTI con 2 Centros de Asistencia Regional y 3 Unidades de Extensión.

Bajo este lema de Transformar Santa Fe, nuestros actores de alta trayectoria y nuestro Consejo de la Economía del Conocimiento, logramos posicionarnos como un destino importante para las organizaciones que quieren expandir sus operaciones con proyectos de ciencia, tecnología e innovación en Argentina. Se vienen tres grandes ejes que relacionan el talento, la atracción y el posicionamiento para generar desarrollo económico y calidad de vida. Somos un estado emprendedor, con un modelo de startup.

Hoy Santa Fe le hace una invitación a cada argentino a no parar, a seguir en este corredor de la innovación. Tenemos el talento, la creatividad, la infraestructura y un ecosistema que ya resuena en el mapa internacional.

Dejá tu comentario