6 de mayo 2009 - 00:00

Segunda muerte en EE.UU. por gripe porcina. La suba de casos alarma a la OMS

Más información en ambito.com/gripe

La flamante secretaria de Salud de EE.UU., Kathlen Sebelius, dijo ayer en Atlanta que la gripe porcina parece menos letal que lo temido. Con todo, la mala noticia fue el segundo fallecimiento por esa causa en el país.
La flamante secretaria de Salud de EE.UU., Kathlen Sebelius, dijo ayer en Atlanta que la gripe porcina parece menos letal que lo temido. Con todo, la mala noticia fue el segundo fallecimiento por esa causa en el país.
Washington y Ginebra - Estados Unidos anunció ayer la segunda muerte por el brote de gripe porcina, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) seguía en alerta ante la posibilidad de una pandemia dado al drástico aumento de casos en el mundo.

Autoridades sanitarias del estado de Texas explicaron que una mujer murió de la cepa A H1N1 tras haberse contagiado con el virus. Se trató de la segunda víctima mortal en suelo estadounidense tras el fallecimiento la semana pasada de un bebé mexicano que había viajado a esa zona.

De acuerdo con el último informe del Gobierno de EE.UU., los infectados se dispararon a 403 en 38 estados. Pero es al sur de su frontera -sobre todo en Texas, Nuevo México y California- donde se encuentra el epicentro del brote de influenza. Según el Centro de Control de Enfermedades (CDC), los nuevos datos suponen un incremento del 40,9% respecto del lunes, cuando se habían registrado 286 casos confirmados en 36 estados.

«Sabemos que tendremos más enfermos y lamentablemente más hospitalizaciones y decesos», advirtió la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius. «La buena nueva es que el virus no parece tan virulento como creíamos», aseveró.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó el balance de casos confirmados a 1.490 en 21 países, y las muertes a 30. Pero, el director general adjunto de la entidad, Keiji Fukuda, advirtió que la cifra quedará superada en pocas horas, porque «los casos se están incrementando constantemente», al comparecer en una conferencia de prensa.

Fukuda aclaró que el incremento de casos comunicados a la OMS «se debe tanto a nuevas infecciones como a que se están haciendo más pruebas de laboratorio» (especialmente en México). Fukuda explicó que, de acuerdo con los datos tomados por la OMS, «la gente que se infecta sigue siendo relativamente joven, toda de menos de 60 años», y precisó que la edad media de los afectados es de «veintitantos años». Los científicos de la OMS están investigando por qué las personas de baja edad son los más afectados, aunque según Fukuda, el primer factor puede ser de tipo social: «Simplemente porque los jóvenes viajan más».

En tanto, México confirmó 26 muertes por el nuevo virus -una mezcla de cepas aviarias, porcinas y humanas nunca antes vista- y cuenta con 866 enfermos confirmados. Aunque los científicos aseguran que la nueva cepa A H1N1 no parece más letal que la influenza estacional y que aparenta ser más leve que lo pensado, su extensión por todo el mundo alimenta temores a una pandemia.

«La OMS está despachando 2,4 millones de tratamientos antivirales a los 72 países que más los necesitan, incluido México», dijo en Ginebra su portavoz, Fadela Chaib.

La agencia está atenta a brotes fuera de América del Norte mientras decide si declara una pandemia. Un aumento del nivel 5 al 6 de alerta de la OMS implicaría que la enfermedad se está transmitiendo rápidamente de persona a persona en más de un área, lo que podría golpear duramente a los países más pobres.

En tanto en España las autoridades elevaron ayer a 73 el número de infectados, 16 más que el lunes.

En ese sentido Fukuda indicó que en España y Gran Bretaña, los dos países europeos con más casos, el virus no parece estar propagándose hacia la comunidad en general más allá que en ciertas instituciones como escuelas. Ante el temor de una propagación de la enfermedad algunos países prohibieron los vuelos (como la Argentina), otros cerraron las importaciones y la mayoría estableció rígidos controles sanitarios en sus aeropuertos.

México había cerrado la semana pasada por varios días escuelas, restoranes, cines, bares, discotecas, empresas, museos y hasta iglesias para intentar frenar el contagio, y exhortó a la población a no salir de sus casas si no es necesario.

Con los contagios disminuyendo, las autoridades anunciaron que a partir de hoy el país volverá poco a poco a la normalidad, abriendo establecimientos, comercios y retomando las clases de millones de alumnos. «Quiero agradecer a los ciudadanos por su respuesta ejemplar ante esta situación que comenzó a estabilizarse, a disminuir notablemente el número de personas contagiadas», dijo el presidente mexicano Felipe Calderón, en un acto oficial.

Agencias Reuters, EFE y ANSA

Dejá tu comentario