Senado decide hoy si investiga “error” en la ley de medios

Edición Impresa

El Senado arrancará hoy la discusión técnica sobre el conflicto que se generó cuando la sanción final de la ley de medios audiovisuales votada en el Senado sufrió cambios en la numeración de dos artículos, sin que los senadores estuvieran notificados, por aplicación de una fe de erratas que corrigió errores cometidos en la votación de esa ley en Diputados.

Hoy Julio Cobos, que tomó personalmente la solución del problema, presidirá la reunión de Labor Parlamentaria donde se discutirá la famosa fe de erratas entre todos los presidentes de bloque.

El radicalismo llegará allí para acusar a la Secretaría Parlamentaria del Senado de no haber comunicado al recinto, cuando la sesión sobre la ley de medios aún estaba en marcha, que la «fe de erratas» había llegado desde Diputados. El jujeño Gerardo Morales pedirá que le expliquen por qué la Cámara de Diputados se tomó 15 días desde la votación de la ley para enviar esa corrección a un error que se generó cuando se borró del proyecto el capítulo que incluía la competencia de las telefónicas en el mercado de medios, pero no se corrigieron las numeraciones en otros artículos que hacían alguna referencia en los eliminados.

Y les pedirá a Cobos y a Miguel Pichetto, presidente del bloque kirchnerista, que el Senado inicie una investigación parlamentaria sobre el procedimiento de corrección que se implementó para modificar esos artículos en la ley.

Así, en la reunión de Labor Parlamentaria de hoy los bloques deberán decidir si respaldan el pedido del radical para que la Secretaría Parlamentaria «presente un informe» sobre lo que ocurrió durante la sesión en que se aprobó la ley.

Los radicales ya anunciaron que presentarán dos pedidos de nulidad sobre el proyecto de la ley de medios: uno en el Senado para invalidar la fe de erratas que corrigió los errores técnicos en la ley, reservando la vía judicial, y otro al Poder Ejecutivo, para declarar nulo el decreto de promulgación que firmó Cristina de Kirchner. En cualquiera de los dos casos no parece un trámite que tenga futuro, por lo que los radicales ya preparaban anoche la presentación ante la Justicia para pedir esas mismas nulidades.

Así, el radical Gerardo Morales considera que mientras no se solucione el conflicto, la ley no puede tomarse como vigente. Es cierto que en ningún momento la oposición habló de la nulidad de la ley misma ya que el conflicto es técnico y no de fondo, sobre la forma en que se introdujeron las correcciones en el orden de relación numérica de dos artículos con otros dos del texto que fueron eliminados cuando Diputados quitó de la ley de medios audiovisuales el capítulo que abría la competencia del mercado de radiodifusión a las telefónicas.

De ahí que el máximo pedido de Morales llega a exigir al Gobierno que envíe una ley correctiva para solucionar el conflicto con la fe de erratas que Diputados giró al Senado.

La presentación del radicalismo ante la Justicia no será la primera en esta causa. La judicialización de la ley de medios ya comenzó la semana pasada, con la denuncia que el abogado Luis María Llaneza hizo ante el juez federal Octavio Aráoz de Lamadrid. El magistrado investigará también si el texto de la ley de medios fue modificado en forma irregular después de la sanción en el Senado.

El juez federal subrogante recibió la denuncia por supuesta «falsificación de documentos» y «violación de los deberes de funcionario público».

En realidad, esa denuncia sólo tomó las que lanzó la oposición cuando argumentó que los cambios modificaban el texto del proyecto y que en ese caso deberían haber sido girados nuevamente a Diputados, que lo había sancionado inicialmente.

De ahí que el cuestionamiento a la «fe de erratas» en esa denuncia repite el argumento opositor de que el procedimiento se realizó «con total desconocimiento de todos o algunos de los diputados y senadores, publicándose en el Boletín Oficial a los efectos de darles validez y aplicabilidad».

Dejá tu comentario