Soja cayó 4,6% en una semana (precio no incentiva ventas)

Edición Impresa

La soja cayó un 0,3% ayer, a u$s 521 la tonelada en Chicago, debido a las decepcionantes exportaciones semanales en Estados Unidos y a una mejoría en el clima en Sudamérica. El grano acumuló una baja del 4,6% en sólo una semana, ya que el pasado 7 de febrero se negoció a u$s 546,3 la tonelada.

La situación complica al Gobierno, ya que la caída de los precios provoca que haya aún menos incentivo para que los productores liquiden los aproximadamente u$s 1.500 millones que según los exportadores permanecen stockeados en silobolsas en los campos. Ésa es la cifra con la que se completarían los u$s 3.000 millones que en el primer trimestre del año pasado el Gobierno obtuvo por liquidaciones sojeras.

Por su parte, el maíz registró una leve baja del 0,1% a u$s 273,5 la tonelada en medio de ventas de fondos y de un clima favorable para las cosechas en Estados Unidos y la Argentina, según dijeron los operadores. El trigo, por su parte, bajó un 0,4%, a u$s 268,9 la tonelada por una liquidación de fondos vinculada a la mejoría de las condiciones climáticas en Estados Unidos.

En el mercado local la soja mermó un 0,5%, a $ 1.800 la tonelada; el trigo un 0,4%, a $ 1.235 la tonelada, mientras que el maíz aumentó un 0,9%, a $ 930 la tonelada.

A través de su Panorama Agrícola Semanal (PAS) la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó ayer que en el norte, la escasez de lluvias y las altas temperaturas están provocando caídas en los rendimientos y recortes en el área de la soja, lo que podría afectar el actual cálculo de cosecha de 50 millones de toneladas de continuar el clima adverso. No obstante, de acuerdo con el pronóstico climático de la entidad, en los próximos siete días podrían registrarse abundantes precipitaciones en la región y en otras importantes regiones agrícolas, lo que aliviaría el estado de los cultivos.

De acuerdo con datos de la Bolsa, el área implantada con soja en el noreste y noroeste representa cerca del 17% de los 19,7 millones de hectáreas que se sembraron en la actual campaña. "Debido a ello, una pequeña merma productiva en una o en ambas regiones, provoca indefectiblemente un impacto negativo sobre la proyección de producción nacional", señaló la entidad. Y agregó que "en el núcleo sojero los cultivos necesitan agua en el corto plazo para no deteriorarse".

A su vez, la Bolsa dijo que "durante los próximos siete días podrían registrarse lluvias de abundantes a muy abundantes -desde 25 a 75 milímetros- sobre la mayor parte del NOA, Chaco y el norte de la región pampeana. Mientras tanto, el sur de Santiago del Ester o, el Norte y Centro de Santa Fe y el sur de la región pampeana observará precipitaciones escasas (menos de 10 milímetros)".

Con respecto al maíz, la entidad informó que se espera una cosecha de 25 millones de toneladas, la mejor de los últimos 13 años. Ese volumen estaría un 16,2% por encima de la producción de la campaña pasada, la cual finalizó en 21,5 millones. De esta manera, se transformaría en la mayor producción de las últimas 13 campañas (desde 2000/01 al presente ciclo).

"Se espera que los pronósticos climáticos, que auguran lluvias para los próximos días, se cumplan de manera que la situación de estrés que sufren varias zonas agrícolas empiece a revertirse", sostuvo la Bolsa.

Al comienzo de la campaña, el Gobierno esperaba que la cosecha rondara entre 28 y 30 millones de toneladas. Los productores cosecharon el 3,7% del área sembrada, lo que representa un adelanto del 2,5% respecto de fecha similar del año pasado.

Dejá tu comentario