"Superliga" de jueces federales tironean a fiscales a sus filas

Edición Impresa

• SEGUNDO PASO PARA CONSOLIDAR BLOQUE AUTÓNOMO DENTRO DEL PODER JUDICIAL
Hubo tanteos con referentes de Comodoro Py para que fiscalías sumen al armado. Ercolini, candidato al sillón por el Consejo. Malestar por desembarco de Mahíques y ausencia de interlocutores oficiales.

La "Superliga" de jueces federales con epicentro en Comodoro Py prepara un segundo paso en su consolidación como un nuevo polo de poder: la incorporación a sus filas de los fiscales federales, quienes tienen a su cargo las principales causas por delitos de corrupción que comprometen a funcionarios y exfuncionarios. Ya hubo tanteos iniciales apenas se conformó la Asociación de Jueces Federales (AJuFe) para sumar a los titulares de las fiscalías de los tribunales de Retiro. Ninguno dijo que no, como una vía de blindarse más allá de la suerte de la Procuradora General, Alejandra Gils Carbó y de la posición que deban adoptar frente a la Casa Rosada, aún perpleja con el movimiento de los jueces. El sillón que disputarán los magistrados en el Consejo de la Magistratura también tiene un pre candidato firme para competir por la nueva alianza: Julián Ercolini, uno de los que concentra la mayor densidad de expedientes contra Cristina de Kirchner.

En silencio, los movimientos de la "Superliga" se intensificaron tras la frase del presidente Mauricio Macri acerca de que "los jueces tienen que saber que buscamos la verdad o buscaremos otros jueces que nos representen". El concepto encendió alertas pero ratificó la estrategia que trazaron desde el tercer piso de Comodoro Py 2002, cuando definieron abroquelarse en pos de intereses comunes y para conformar un espacio de poder autónomo más allá de la tradicional Asociación de Magistrados, a la que piensan dejar en el camino. Uno de esos objetivos es el año que viene pelear por la banca en el Consejo para la que Ercolini suma las mejores chances de competir. Es uno de los impulsores de la liga, junto a su par Ariel Lijo. Otro punto clave del armado es la implicancia de los participantes. Más allá de quienes lo integren desde el interior del país, los fueros penal federal y sobre todo el Contencioso Administrativo Federal son los "garantes de gobernabilidad". El primero maneja la agenda pública con decisiones que impactan políticamente. El segundo es contrapeso de definiciones surgidas desde el Congreso y desde el Poder Ejecutivo.

El camarista Sergio Fernández, en Contencioso, también es tan clave como Lijo en el nuevo armado que tuvo al juez de ese fuero, Jorge Morán como presidente de la AJuFe. En despachos oficiales circula el dato de que las reuniones de la "mesa chica" de la "Superliga" son en el estudio de Alfredo "Fredy" Lijo, hermano del magistrado y hombre conocido en tribunales. La "Superliga" no solo apunta a fortalecerse ante cualquier embate en el Consejo de la Magistratura contra alguno de sus socios, sino protegerse del factor Elisa Carrió, que ya ha destilado acusaciones contra varios de los jueces federales (Lijo y su hermano como ejemplo). Detrás de ellos ve a Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema y quien más ha trabajado para dotar de autonomía al eje, que agrandará una estructura investigativa que como adelantó Ámbito Financiero el 20 de marzo concentrará no solo las escuchas telefónicas, sino los informes con secreto fiscal de la AFIP y de lavado de la UIF.

De las 12 fiscalías federales de primera instancia con asiento en Comodoro Py, hubo contactos confirmados con una decena, a los que se suman las fiscalías de tribunales orales. Todo dependerá, en la formalidad, con los movimientos que se hagan desde la Asociación de Fiscales y Funcionarios (Affun) que preside Carlos Rívolo.

Los jueces de los Tribunales Orales Federales sumaron nueva preocupación con la conversión planeada por el gobierno de 6 de los Tribunales Orales en lo Criminal, en Federales. Pese al fracaso del juicio político contra el camarista Eduardo Freiler (celebrado como victoria sigilosa por la "Superliga"), en esa misma jornada se aprobó por mayoría simple, la metamorfosis de un tribunal entero en Federal. Posiciones encontradas: para algunos jueces es un ataque que el Ejecutivo habilite que magistrados "ordinarios" pasen sin concurso al club de los federales. Para otros, implica sumar futuros asociados a la liga. Donde hubo acuerdo es en el rechazo a la migración del exministro de Justicia bonaerense Carlos Mahíques desde su sillón en la Casación Nacional a su homóloga Federal. Lijo transmitió el malestar con los miembros de ese tribunal porque viraron de su resistencia inicial a un tibio apoyo para tomarle juramento. El pasado 6 de junio, el Estado y el Consejo fueron notificados de una demanda iniciada por el Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (CEPIS), que logró frenar el tarifazo de gas en la Corte, ahora contra Mahíques. El devenir de ese expediente en el Contencioso Federal será un termómetro para medir esa tensión incipiente.

El Gobierno aún no logró decodificar los alcances que implicaría la autonomía de los jueces. En parte la ausencia de interlocutores, animó a los magistrados a conformar una asociación que durante años era solo un borrador. El principal asesor del Presidente en materia jurídica, Fabián "Pepín" Rodríguez Simón se encuentra abocado a litigios estratégicos. La mesa chica de abogados PRO está expectante de la pelea por el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal; Daniel "Tano" Angelici vuela debajo del radar de Carrió en asuntos puntuales; el jefe de los espías, Gustavo Arribas se maneja telefónicamente con algunos; el representante del Ejecutivo en el Consejo, Juan Bautista Mahíques envía a sus asesores como nexo; lo que fastidia a los jueces que son capaces de hacerlos esperar en la puerta de sus despachos por horas. El único que fatiga pasillos en nombre del Presidente (y del holding Clarín) es el abogado Alejandro Pérez Chada, a quien no todos le asignan un rol preponderante pese a ser el letrado de Macri.

El resultado de las elecciones, quizá de manera más marcada, tendrá influencia en la configuración de un nuevo escenario del Poder Judicial.

Dejá tu comentario