Tabacaleros padecen el “seguro obligatorio”

Edición Impresa

Jujuy (enviada especial) - Aunque en carnaval el norte se paraliza, los productores tabacaleros se vieron en la urgencia de reclamar al Gobierno nacional por la metodología implementada en los seguros para el sector.

Desde la Federación Argentina de Productores de Tabaco advirtieron sobre la experiencia de los «seguros obligatorios», que «deben» ser tomados con una sola empresa; si no. el subsidio con el que se paga una parte del precio del tabaco al productor «sospechosamente se retrasa».

En una reunión extraordinaria de las siete provincias productoras de tabaco, la alerta de las cámaras y las entidades gremiales se mezcló con el picante sol norteño para levantar la temperatura en la localidad jujeña de Perico. Es que desde la última campaña tabacalera, la «imposición» del seguro agrícola se volvió una preocupación más que un resguardo. Los productores recibieron desde el Gobierno nacional la sugerencia de tomar seguros, y en varios casos recibieron directamente descuentos por la póliza de Nación Seguros, el único organismo que los tabacaleros «deben» utilizar.

De las siete provincias tabacaleras: Catamarca, Chaco, Corrientes, Jujuy, Salta, Tucumán y Misiones, las que no acordaban tomar ese seguro comenzaban a recibir retrasos en la entrega del abundante Fondo Especial del Tabaco (FET), que permite que la actividad se sostenga. Este seguro agrícola sólo cubre granizo, y no otras inclemencias climáticas, pero uno de los problemas del caso es que no todos los distritos padecen ese fenómeno climático.

«En Corrientes o Chaco casi nunca grani-za, y si llega a suceder lo recibimos con aplausos después de las sequías que tenemos, pero estamos obligados a tomar ese seguro; si no, la plata del fondo no aparece», dijo un dirigente de la Cámara del Tabaco de Corrientes a este diario, pero prefirió no dar su nombre.

Rechazo

Otro caso llamativo es el de los productores de Jujuy. La Cámara del Tabaco de la provincia tiene desde 1981 una compañía de seguros denominada Latitud Sur, que cubre al productor por granizo, uno de los principales riesgos que tienen los tabacaleros en Salta y Jujuy. Por este motivo se resistieron a tomar el contrato con Nación Seguros. El rechazo implicó que los productores jujeños dejaran de percibir en la campaña 2010/11 la parte del FET que les correspondía y que envía el Ministerio de Agricultura. Indirectamente, dicen los productores, se les hizo saber que el envío podía reactivarse si tomaban el seguro «impuesto».

Finalmente, según relató a este diario el presidente de la Cámara del Tabaco de Jujuy, Pedro Pascuttini, «el seguro en Jujuy es compartido» entre las dos empresas.

«En Corrientes, en la campaña pasada nos obligaron a asegurarnos por 3.000 hectáreas plantadas cuando todos sabemos que hay 2.000 y nunca nos reconocieron un ajuste, y si no firmábamos, el FET no aparecía. No existe la oferta y la demanda de seguros para el productor. Por supuesto que tuvieron ciento por ciento de utilidad, porque allí nunca graniza y ellos (Nación Seguros) lo saben», dijo a este diario el gerente de la Cámara del Tabaco de Corrientes, Eduardo Villarreal.

El Fondo Especial del Tabaco contempla unos $ 1.300 millones, y se espera que este año ese monto aumente. Esa caja se nutre de recursos provenientes de la industria tabacalera y del precio de venta al público sin IVA de los paquetes de cigarrillos. Una ley prevé la celebración de convenios con los gobiernos provinciales para la determinación del uso de los fondos distribuidos, pero sólo para áreas productoras de tabaco.

Alerta

En los últimos dos años, Nación impulsó una modificación al convenio que puso en alerta a los productores, debido a que se busca eliminar «sospechosamente» la palabra tabaco en el acuerdo. Según estiman los tabacaleros, eso significa que el dinero destinado por ley a la actividad «pueda ser utilizado discrecionalmente para otra cosa», señaló un productor chaqueño que prefirió mantener el anonimato, aunque la apreciación se extiende al resto de las provincias.

Los productores gestionaron desde diciembre una audiencia con el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, pero aún no tuvieron respuesta. Tras la reunión en Perico, la gestión se reactivó, y la solicitud está desde el viernes último en la cartera agropecuaria. Con la experiencia de los seguros agrícolas «obligatorios» de los tabacaleros, la propuesta de Cristina de Kirchner para el campo podrá pulirse.

Dejá tu comentario