Tensión en España: el líder catalán amenazó con quitar su apoyo a Sánchez

Edición Impresa

El Gobierno central rechazó la exigencia soberanista del presidente autonómico Quim Torra, quien puso plazo hasta noviembre para lograr la independencia de esa región.

Madrid - El presidente catalán, Quim Torra, amenazó ayer al presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, con retirarle su apoyo parlamentario si no da una propuesta de autodeterminación a esa región autonómica antes de noviembre, ultimátum que fue rechazado por el Ejecutivo.

"No tiene que esperar a noviembre: autogobierno y no independencia", así respondió la ministra vocera del Gobierno español, Isabel Celaá, al desafío que un par de horas antes lanzó Torra.

En una comparecencia extraordinaria en Moncloa, Celaá rechazó lo que calificó como "amenaza" y animó al "president" catalán a buscar salidas dialogadas y a trabajar "por la convivencia" y no "por la independencia". El Ejecutivo no acepta "ultimátums", enfatizó.

Horas antes, Torra dijo en el parlamento catalán: "No garantizaremos ningún apoyo al Gobierno de Pedro Sánchez a partir de noviembre si no hay una propuesta de diálogo de fondo sobre Cataluña, es decir sobre autodeterminación".

Las declaraciones removieron la posibilidad de unas elecciones anticipadas que de alguna manera se han considerado ante la dificultad del Ejecutivo en minoría de Sánchez para sacar adelante unos presupuestos generales para 2019.

Sin embargo, Celaá no quiso responder a si el movimiento del líder catalán acercaba o no al país a unas comicios generales. "El Gobierno va a seguir determinado en su acción de gobierno. Que es, en definitiva, continuar con todos los recursos abiertos para que el diálogo prospere y se supere el conflicto en Cataluña", dijo.

Tras reconocer que las acciones de Torra no parecen "orientarse a la cooperación", la ministra vocera insistió en que cualquier negociación con la región se realizaría de acuerdo a la ley y animó a los líderes catalanes a cambiar los "gestos" por la "responsabilidad".

Aunque llegó a mencionar a principios de septiembre una propuesta "de referéndum por el autogobierno, no por la autodeterminación" en Cataluña, Sánchez se ha mostrado tibio a la hora de concretar propuestas mientras la tensión secesionista en Cataluña se reactivó este fin de semana en el aniversario de la consulta independentista prohibida por los tribunales.

Pero en el primer aniversario, independentistas radicales de los Comités de Defensa de la República (CDR), intentaron irrumpir en el Parlamento catalán, rechazados por cargas de los Mossos d'Esquadra, la policía controlada por el ejecutivo regional.

El propio Torra se metió en la polémica al saludar a los "amigos" de los CDR, diciéndoles: "Hacen bien en apretar".

Esto le valió una dura reprimenda de Sánchez ayer. "La política catalana tiene que volver al Parlament. El president Torra debe cumplir con sus responsabilidades y no poner en riesgo la normalización política alentando a radicales", tuiteó el socialista. "La violencia no es el camino", abundó.

Agencias Reuters, AFP y ANSA

Dejá tu comentario