Terminó líder con lo justo

Edición Impresa

Lo que lucía como una caminata sobre un sendero de rosas a lo largo de enero, para un Merval que venía muy holgadamente en punta del ranking de índice, terminó siendo un confirmar el liderazgo, pero con lo justo. El acoso y arremetida del Bovespa en las jornadas finales, más las dos bruscas caídas del Merval, abreviaron en gran medida lo que -en casi todo el mes- era diferencia del 17% al 10%, a favor del índice local. Y ayer, en jornada donde los europeos pudieron moverse con cierto alivio -y Atenas con festejo de un 6%- el ámbito de Wall Street no pudo culminar con signo positivo y decayó el 0,16 (ante la escasa fe del «consumidor» que fuera testeado).

El Merval también estaba en riesgo y una tercera caída de nota -mientras Bovespa sumaba otro 0,5%- posiblemente hasta le ponía en riesgo el sitial de «mejor de enero». Pero, se logró después de un trabajoso desarrollo y -en especial- de un cerrar filas en oferta, quedar con marca de casi el 0,6% positivo. Fueron «25» alzas, por «21» plazas en baja, y el mínimo del día que hizo piso «2.758» puntos, luego remontó a los «2.807» -exagerado- y corrigiendo en el cierre a «2.787» unidades.

Cerrando la «sangría» que azotó a los del sector «bancos» en días previos, se obtuvo un equilibrio ligeramente positivo. Cierto que con un dato lamentable: final de mes reuniendo sólo $ 28 millones en acciones. Enero: el Dow Jones concluyó ganando un 3,4% mensual, el Bovespa en gran levantada llegó a más del 11% y el Merval conservó el 13,17% (casi lo hecho en primera semana). Final ambiguo, flojo, condicional. La Bolsa, apática.

Dejá tu comentario