«Tomatina».

Edición Impresa

Buñol - Cerca de 40.000 personas, en su mayoría jóvenes, libraron ayer una guerra de tomates en las calles de Buñol, España, que se convirtieron en estanques de salsa roja en la tradicional «Tomatina», la mayor guerra de verduras del mundo. La popular celebración tiene lugar desde hace ya 67 años en esa localidad del este de España. Turistas españoles y muchos extranjeros utilizaron a modo de munición 120 toneladas de tomates, repartidas desde varios camiones entre los asistentes. Así, la guerra mundial del tomate dejó por un rato de lado las preocupaciones generadas por la crisis europea.

Agencia DPA

Dejá tu comentario