Tucumán: venció Manzur pero creció radicalismo

Edición Impresa

El ministro de Salud, Juan Manzur, se imponía anoche en Tucumán con cerca del 46% de los votos a su rival del Frente Cívico y Social, el actual senador radical José Cano, que lograba alrededor del 27 por ciento. Manzur, del Frente para la Victoria y alineado con el gobernador José Alperovich, prometió que presentaría su renuncia al cargo de ministro en caso de obtener una de las cuatro bancas que Tucumán renovará en octubre.

El respaldo al FpV estuvo por debajo del que obtuvo en 2009 (cuando llegó al 52 por ciento) en tanto que Cano logró sumar más de diez puntos desde entonces. El radical consiguió un resultado favorable en la capital provincial y en distritos como Yerba Buena. La concurrencia a las urnas fue del 78 por ciento.

Ricardo Bussi, de Fuerza Republicana, quedaba en tercer lugar con más del 8% de los sufragios, seguido por Alberto Colombres Garmendia del PRO. De acuerdo con esos datos también podrán disputar en octubre el radical disidente Gumersindo Parajón, de Alianza Alternativa Popular, y Daniel Blanco, del Frente de Izquierda de los Trabajadores.

La jornada fue tranquila pero se vio empañada en la capital provincial por algunas denuncias de entrega de bolsones de comida y vehículos supuestamente alquilados por punteros políticos que tenían como objetivo pasar a buscar a electores a sus casas, de acuerdo con medios locales.

Anoche, Susana Trimarco, la madre de Marita Verón, se acercó junto a su nieta Micaela a la Casa de Gobierno provincial para acompañar a Alperovich en el seguimiento de los resultados.

Sin embargo, el clima en el oficialismo local pareció no ser el mejor. Alperovich le cedió a Manzur la responsabilidad de dar a conocer los datos oficiales. Y la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés, esposa del gobernador, se retiró temprano de la sede del Ejecutivo sin participar de los anuncios.

Dejá tu comentario