UE confirma: no subirá el gasto

Edición Impresa

Bruselas - La Unión Europea defendió ayer su decisión de rechazar los llamados de Estados Unidos para ampliar el gasto estatal como medida contra la recesión mundial, señalando que sus redes de seguridad social habían hecho a la región más resistente.
Exponiendo una suerte de ruptura transatlántica antes de la cumbre del G-20 en Londres el 2 de abril, los ministros de Finanzas de la UE rechazaron esta semana el pedido de uno de los principales asesores del presidente Barack Obama para tomar más acciones de ayuda tendientes a evitar la profundización de la recesión mundial.
Por ahora, la UE quiere concentrarse en la implementación de las medidas de estímulo existentes, en las que ha puesto u$s 511.000 millones o el 3,3% de su producción, antes de discutir nuevos gastos que pondrían una mayor carga sobre las finanzas públicas. «En comparación con Estados Unidos, nosotros tenemos un ambicioso sistema de redes de seguridad, así que cuando hablamos de estímulo fiscal, no es la misma cosa en Estados Unidos que en Europa», dijo el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, en una conferencia de prensa.
El plan de estímulo impulsado por Obama, de u$s 787.000 millones, un 5,5% del PBI, cuenta con programas de gastos, recortes de impuestos y dinero para programas sociales. El plan de recuperación de la UE se basa ampliamente en las medidas individuales de cada país, que van desde el apoyo a sectores clave como la industria automotriz hasta la reducción de impuestos a las ventas implementada por Gran Bretaña como estrategia para impulsar el gasto de los consumidores.
BusinessEurope, el principal grupo de empleadores de Europa, también se manifestó cauteloso respecto de incrementar el gasto público, pese a proyectar una fuerte recesión en el continente europeo para este año, acompañada de un salto en la tasa de desempleo. «No somos optimistas en términos de favorecer los déficit públicos por los que pagaremos de una forma dolorosa», dijo el presidente de BusinessEurope, Ernest-Antoine Seilliere, en una conferencia de prensa.

Dejá tu comentario