Ultimátum de la Corte a Nación para que pague deuda

Edición Impresa

El máximo tribunal dio 30 días hábiles para que la Casa Rosada se ponga de acuerdo con la administración de Rodríguez Saá por el monto a liquidar.

La Corte Suprema volvió a interceder en la deuda que Nación tiene con San Luis por restitución de fondos coparticipables y solicitó que ambas partes se pongan de acuerdo en los próximos 30 días en los montos y plazos de pago.

Los compromisos del Estado nacional surgen del fallo emitido por el máximo tribunal en noviembre de 2015, cuando declaró la inconstitucionalidad de la detracción del 15% de la Coparticipación Federal de Impuestos con destino a la Seguridad Social. En el último año, como también ocurre con Santa Fe beneficiada con idéntico fallo-, hubo intentos por cerrar una forma de pago pero la resolución siempre quedó trunca.

En concreto, el monto actualizado que reclama el gobernador peronista Alberto Rodríguez Saá es de alrededor de $17.000 millones, en un cálculo que está afinando el ministerio de Hacienda provincial, a cargo de Natalia Zabala Chacur. En la Casa Rosada propondrán una cifra $3.000 mil millones por debajo de ese monto, de acuerdo al cálculo propio de las tasas de interés a aplicar. Esas diferencias se mantienen desde tiempo atrás. En marzo, en uno de los momentos donde el pago parecía destrabarse, Rodríguez Saá se reunió con los ministros de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, y del Interior, Rogelio Frigerio, y ya el margen se mantenía en esos guarismos. San Luis pidió $15.000 millones contra los $12.000 millones que puso Nación arriba de la mesa. Además, en San Luis desconfiaban de la forma de pago: preferían evitar que se abone con obras nacionales, donde desde Buenos Aires se ponen condiciones y proveedores.

De acuerdo al escrito de la Corte, firmado por el titular del cuerpo Ricardo Lorenzetti y los jueces Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, en caso de que Nación y San Luis no alcancen un entendimiento, será el Máximo Tribunal el que defina la suma "de acuerdo a las presentaciones obrantes". Los supremos, además, desestimaron los pedidos puntanos de que se convoque a una audiencia.

El fiscal de Estado de San Luis, Eduardo Allende, dijo a Ámbito Financiero que Alberto Rodríguez Saá envió en estos días notas a Dujovne, Frigerio y también al jefe de Gabinete Marcos Peña y hasta el presidente Mauricio Macri, por si estos últimos dos consideran que los interlocutores deben cambiar.

"En febrero de 2016 presentamos la liquidación del juicio, se corrió traslado al Estado Nacional que lo impugnó porque hace un cálculo distinto de intereses. Luego solicitamos que se apruebe la liquidación por el monto que estipulaba Nación mientras seguíamos negociando la diferencia. Tampoco tuvimos respuesta. Así llegamos al escrito a la Corte pidiendo pronto despacho", manifestó Allende a este medio.

Dejá tu comentario