Venezuela: compras de pánico agravan escasez

Edición Impresa

• ALCANZARON EN CUATRO DÍAS EL VOLUMEN HABITUAL DE UN MES Y MEDIO

  Caracas - Las compras de pánico de los venezolanos empeoraron los problemas de escasez de productos básicos que vive el país y llevaron al Gobierno de Nicolás Maduro a extremar las medidas para combatir la denominada "guerra económica" de la que acusa a la oposición y a productores.

Ayer, la Superintendencia Nacional de Precios Justos envió a la calle a más de 20.000 militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para que vigilen las largas filas que se forman en las entradas de los comercios donde, en los últimos días, se produjeron incidentes.

"Están vigilando que no esté un saboteador tratando de caldear los ánimos. En la esquina y la calle, hacer el debate de frente, hablar con los vecinos, incentivar a las personas que cuando vayan a un supermercado o abasto no deben llevar diez paquetes de arroz o de cualquier producto", afirmó el titular de esa dependencia, Andrés Eloy Méndez.

El Gobierno de Maduro lanzó este fin de semana una campaña para evitar que los venezolanos realicen compras en cantidad de productos ahora disponibles pero que normalmente escasean, como papel higiénico, café o leche.

Forma parte de esa estrategia un spot de 30 segundos transmitidlo en la televisión estatal Venezolana de Televisión (VTV) donde se invoca a los ciudadanos a frenar las "compras nerviosas", acusándolas de azuzar la escasez de bienes básicos que vive Venezuela.

"Por favor, compra sólo lo que te hace falta", dice en el mensaje una presentadora del canal. "Por el bien de todos, relájate, ten confianza en tu país y bájale dos a las compras nerviosas", agregan al unísono dos figuras de la farándula venezolana vinculadas al chavismo.

El propio presidente reconoció que en apenas cuatro días de la semana pasada fueron a comprar a supermercados 18 millones de personas, "tres veces más que en cualquier circunstancia". En esos días se vendió el equivalente a lo que se vende normalmente en un mes y medio.

Maduro entregó además un ultimátum a las empresas distribuidoras de alimentos y productos de higiene "de respeto a las leyes venezolanas". "Si no, actuaré con todo el peso de la ley y la Constitución. ¡Basta ya!", exclamó para acusar, una vez más, a los empresarios de provocar un repunte de la escasez.

Las enormes filas que consumen varias horas diarias a cada venezolano colmaron la paciencia de algunos que, por protestar, fueron detenidos brevemente. En San Cristóbal, epicentro de las manifestaciones antigubernamentales de febrero de 2014, jóvenes encapuchados volvieron a bloquear las calles.

Según Maduro, la escasez tiene su origen en una "guerra económica" librada por empresarios inescrupulosos que acaparan productos para crear zozobra en acuerdo con la oposición que así intenta desestabilizar al Gobierno.

"¿De qué sirvió darle la vuelta al mundo? ¿Mañana solucionarán la escasez, las colas? ¿Trajeron leche?", se preguntó ayer el líder opositor Henrique Capriles en referencia a la gira del mandatario por varios países en busca de financiamiento.

En tanto, la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunciará el viernes sus planes electorales y de acciones antigubernamentales.

Su secretario ejecutivo, Jesús Torrealba, salió al paso, además, de las acusaciones del Gobierno sobre que dirigentes opositores fomentaron los disturbios en las inmensas colas. "Desde la MUD hay personas que acompañan al pueblo en esa dolorosa experiencia", afirmó y agregó: "Si alguien tiene siete horas en una cola para comprar dos pollos no te va a agradecer el que tu armes un disturbio para que cierren el comercio. Se trata esa acción de acompañamiento".

Agencias Reuters, EFE y AFP

Dejá tu comentario