12 de noviembre 2009 - 00:00

Voto exprés en Diputados para la Emergencia y el monotributo

El kirchnerismo consiguió aprobar en Diputados la prórroga a la Emergencia Pública y los cambios en el monotributo. Gustavo Marconatodefendió los proyectos que Agustín Rossi luego apuntaló. Graciela Camaño apoyó desde lejos
El kirchnerismo consiguió aprobar en Diputados la prórroga a la Emergencia Pública y los cambios en el monotributo. Gustavo Marconato defendió los proyectos que Agustín Rossi luego apuntaló. Graciela Camaño apoyó desde lejos
La Cámara de Diputados sancionó ayer el proyecto que establece el nuevo régimen de monotributo y la prórroga de la Ley de Emergencia Pública hasta 2011, dos temas que ahora deberá debatir el Senado. Por 114 votos a favor contra 49 de la oposición, los kirchneristas aprobaron los cambios al monotributo modificando el proyecto del Poder Ejecutivo, al eliminar la Categoría A del nuevo régimen, por lo que arrancará con un tope de facturación de $ 24.000 al año por los que se pagará una cuota total de $ 219 por mes.

En la misma sesión se aprobó la prórroga de la Emergencia Económica que establece, además, la extensión de la emergencia sanitaria, ocupacional, habitacional, de los planes sociales y la facultad al Ejecutivo para renegociar contratos y tarifas con empresas de servicios públicos hasta el 31 de diciembre de 2011, lo que garantiza a Cristina de Kirchner poder gobernar en emergencia hasta el final de su mandato. El proyecto fue aprobado con el número justo: 131 votos contra 52, cuando el quórum estricto está en 129 diputados.

«Era un reclamo que se hacía desde hace mucho tiempo; se les va a dar respuesta a sectores que van a tener acceso a una prestación social y a una jubilación», dijo ayer Gustavo Marconato sobre los cambios en el monotributo.

De acuerdo con el proyecto, lo recaudado por el nuevo sistema será destinado en un 70% a la financiación de las prestaciones de la ANSES y el 30% restante para coparticipar con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las provincias transferencias que se harán de manera diaria y en forma automática.

Para defender la prórroga de la Emergencia Económica, Marconato argumentó: «Pese a que no se puede ocultar o negar que la Argentina ha logrado una evidente mejoría en su situación macroeconómica y social, es necesario continuar con esta herramienta». La emergencia es un tema conflictivo inclusive para el kirchnerismo. El año pasado, el propio bloque oficialista tuvo problemas para consensuar internamente la renovación de la Emergencia Pública, y esta vez no fue la excepción.

Marconato se basó en que «quedan serias cuestiones pendientes; sobre todo en lo que hace a la deuda pública reprogramada y a la renegociación de los servicios públicos», para justificar la votación.

Interrogante

Desde el radicalismo, el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Miguel Ángel Giubergia, llevó la voz cantante por la UCR: «Si estamos tan bien como dicen los ministros que vienen al Congreso, ¿por qué estamos pidiendo la Emergencia Económica?», preguntó.

Por la Coalición Cívica, el cordobés Juan Carlos Vega afirmó: «Hay que definir si hay emergencia por la tipificación que da de esta figura la Convención Americana» y agregó que «esta norma concentra poder en el Estado y quita facultades individuales».

Por el PRO, Esteban Bullrich acusó al Gobierno: «Algunos artículos de esta ley se extinguieron en sí mismos. Este Congreso sigue tratando el tema con indiferencia».

Dejá tu comentario