19 de julio 2013 - 00:00

Wall St. de fiesta y con nuevo récord

El actual período de Bernanke al mando de la Fed culmina en enero y se espera que se retire. Ayer guardó silencio con respecto a su futuro en las dos horas de audiencia ante el Comité de Bancos del Senado.
El actual período de Bernanke al mando de la Fed culmina en enero y se espera que se retire. Ayer guardó silencio con respecto a su futuro en las dos horas de audiencia ante el Comité de Bancos del Senado.
Washington y Nueva York - Wall Street cerró con ganancias moderadas después de varios datos económicos mejores de lo esperado y tras una oleada de resultados empresariales mixta. Así Morgan Stanley cerró con broche de oro la temporada de resultados bancarios que fue recibida con un nuevo récord histórico después de que se confirmara la buena marcha de sus colosos financieros. El Dow Jones se disparó hasta los 15.549 puntos, su mayor nivel de cierre en sus 128 años de historia, animado por las cuentas de Morgan Stanley y unas declaraciones del presidente de la Fed. El S&P 500 se situó también en máximos históricos de 1.689 unidades, mientras que el Nasdaq se mantuvo sin grandes cambios por encima de los 3.600 puntos.

Hoy habrá que ver si Wall Street sigue demostrando que no tiene vértigo y corona nuevos máximos históricos, sobre todo después que tras el cierre Moody's elevó a "estable" su perspectiva de la calificación de EE.UU.

El segundo banco de inversiones de EE.UU., Morgan Stanley, logró en el primer semestre del año cuadriplicar su beneficio y autorizó ampliar en otros u$s 500 millones su programa de recompra de acciones, con lo que el júbilo se instaló entre los inversores.
Morgan Stanley puso así el broche de oro a una temporada de resultados bancarios que superó las expectativas de los analistas, que empezó con JP Morgan y continúa después con Bank of America, Wells Fargo, Goldman Sachs y Citigroup. La otro cara de la moneda fue para dos colosos tecnológicos del Nasdaq, Microsoft y Google, que decepcionaron a los inversores con sus resultados tras el cierre y veían como sus acciones se desplomaban el 6,2% y el 3,9% respectivamente. Los operadores también celebraron unas palabras de Ben Bernanke, quien reiteró que el calendario para la retirada de los estímulos monetarios no es inamovible y depende de la evolución económica. Bernanke dijo ayer que es muy pronto para juzgar si las recientes señales "mixtas" de la economía llevarían al banco central a retrasar los planes de recortar sus compras de bonos más adelante en el año. En lo que podría ser su última presentación ante el Congreso, el jefe de la Fed fue consultado sobre si una reciente serie de decepcionantes datos económicos podría debilitar la opción de recortar las compras de activos en septiembre, como esperan los mercados financieros. "La reunión de la Fed se produjo hace sólo semanas", dijo Bernanke. "Han habido algunos datos desde entonces y han sido mixtos. Así que creo que es muy prematuro emitir un juicio".

Agencias EFE y Reuters, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario