19 de marzo 2024 - 12:55

Uruguay: Ancap propone crear un fondo soberano para usar los ingresos del petróleo offshore

Su presidente, Alejandro Stipanicic, detalló cómo se prepara la empresa ante la posibilidad de ser la Namibia de América Latina.

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, propone emular el caso de Noruega.

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, propone emular el caso de Noruega.

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, adelantó, en diálogo con Ámbito, la estrategia que maneja el Uruguay respecto a la exploración petrolera en territorio marítimo nacional. El jerarca estatal considera que mas allá de que este será un trabajo con resultados a corto plazo, ya debe haber una política de Estado sobre a dónde deben ir los dividendos de un eventual descubrimiento.

Hoy se explora sobre 7 bloques donde hay 60 prospectos, de los cuales 34 tienen la mejor evaluación. Incluso de ese porcentaje, 10 prospectos tienen un “riesgo geológico” de 24%, lo que es considerado en el mundo de la exploración petrolera como una alta posibilidad de éxito.

¿Cuántos bloques de exploración petrolera existen actualmente y cómo se adjudicaron?

- En 2019 Uruguay adoptó un nuevo sistema de licitación de bloques petroleros, con bloques tres veces más grandes que los anteriores, y con exigencias menores para las empresas que se quisieran presentar. Son siete bloques los que ya están asignados a empresas petroleras.

La primera empresa petrolera que se presentó, fue Bahamas Petroleum. Una empresa que, justamente, como habíamos bajado los requisitos para presentarse y es menor en el mundo del petróleo, ofertó y como fue la única se quedó con el primer bloque OFF1. En mayo de 2021 termina concretando la oferta, que se firma un año después. Hoy tenemos siete bloques en el mar, que ocupan toda la zona económica exclusiva, en aguas de media profundidad, profundas y ultra profundas. Esos siete bloques fueron asignados a YPF, a Appaport Corporation y a Shell.

¿Cuáles son las condiciones del acuerdo en caso de que se descubra petróleo?

- Estamos utilizando el mismo modelo de negocio que se fijó originariamente en Uruguay, allá por la década de 70, por la ley de hidrocarburos y que fue reafirmado después del 2008-2009. Básicamente el riesgo petrolero lo tiene la empresa operadora. En caso de un descubrimiento de petróleo o gas, el Estado uruguayo tiene derecho a participar en un porcentaje que establece la oferta que hizo la empresa petrolera. En el caso de los 7 bloques que tenemos asignados en el mar uruguayo el Estado uruguayo, a través de Ancap, tiene el derecho a participar en hasta un 20%. Ese derecho supone que Ancap podría ingresar como socio en la explotación de ese eventual yacimiento, haciéndose cargo de su porcentaje de lo ya invertido y comprometiéndose para adelante.

La gran diferencia y la gran ventaja que tiene para el país eso, es que Ancap tendría que tomar la decisión luego de la declaración de yacimiento. O sea que cuando ya hay certeza de que hay un yacimiento que es explotable, a partir de ahí el riesgo que asume el Estado uruguayo sería solamente el de la operación. En realidad, el país se queda con casi el 40% de lo que provenga de ese eventual yacimiento porque una cosa es la participación de Ancap y otra cosa es lo que el Estado va a cobrarse en caso de que haya un descubrimiento. Más allá de los impuestos, algunos van a estar exonerados durante un tiempo, otros van a pagar. Además de la actividad económica que genera el desarrollo de un yacimiento, el Estado se cobra con parte de la ganancia del operador.

¿En cuantos años se podrá tener un resultado? ¿Es posible saberlo ya?

- Si me hubieras hecho esta pregunta cuando asumí en el 2020 con aquel escenario, te diría: ‘mirá, hay que seguir perseverando, pero por los próximos 15 años seguramente no pase nada en Uruguay’. ¿Qué pasó entre el 2020 y el presente? Namibia. Hace cuatro años ninguna empresa estaba en el mar uruguayo, ahora tenemos todo el mar tapado por empresas.

En 2026 se va a hacer el primer pozo. Es posible que entre 2026 y 2029 haya también un segundo o hasta tercer pozo. Y depende de la suerte de esos pozos y de cuánto hayan interpretado lo que es análogo respecto a lo sucedido en Namibia y que podamos ser capaces de encontrarlo. La teoría dice que tenemos la misma geología, el tema es que la teoría no se lleva muy bien a veces con la práctica y hacer un pozo y encontrar exactamente un yacimiento supone tener una precisión que no es tan sencilla trabajando en términos geológicos. Entonces, las novedades van a surgir seguramente a partir de 2026.

¿El escenario similar a Namibia, entonces, es posible?

- Sí, claro. El escenario, por razonas geológicas, es idéntico al de Namibia eso no quiere decir que tengamos un descubrimiento de petróleo. El petróleo puede estar y podemos encontrarlo. Y si lo encontramos, ¿podrá ser suficiente o no? Eso es lo que debemos saber.

¿Qué impacto tendría en la economía uruguaya si se diera un descubrimiento?

- Desde el punto de vista de la economía, el impacto va a ser o sería totalmente significativo. Estamos hablando de un 20% del presupuesto nacional en uno o dos yacimientos. Es muchísimo dinero que hay que ser sabios en cómo manejarlo. Por eso nosotros estamos proponiendo la creación de un fondo soberano que indique que todas las ganancias de eventuales proyectos energéticos en el mar estén directamente destinadas a rubros presupuestales predefinidos. Que no se discuta cuando aparezca la plata, sino que se discuta antes, con suficiente tiempo. Eso lo hizo ya un país como Noruega. Esa ganancia extraordinaria y muy voluminosa se destina para la educación, para la ciencia, la tecnología, la armada, la industria pesquera.

¿Hay mano de obra calificada en Uruguay, estamos preparados para una cosa así?

- Lo que es verdad es que aún en Uruguay no tenemos gente preparada en estos temas. No estamos acostumbrados a manejarnos en ese mundo que es tan, tan grande. Las empresas petroleras que operan en el país con sus ingresos podrían ser capaces de comprar todo el Uruguay, tienen ingresos a veces que son más grandes que el PBI del país. Ese es el mundo en el que nos podemos llegar a meter, por eso está bueno adelantar la discusión. A lo sumo habremos perdido el tiempo en discutir cosas teóricas y discutir ilusiones. Pero si pasa, más vale que estemos bien preparados . Y falta muy poco para eso.

Dejá tu comentario

Te puede interesar