Venta de combustibles se incrementó casi 10% en junio

Energía

Después de desplomarse en abril, el volumen de ventas de combustibles líquidos parece recuperar lo perdido. Aunque, según remarcan desde el sector, el nivel de consumo todavía se encuentra muy por debajo de los niveles previos a la pandemia. Los datos de junio, de todas formas, parecen alentadores.

Según informó la cámara que nuclea a las estaciones de servicio (CECHA), durante junio la comercialización en el canal minorista se incrementó un 9,8% con relación a mayo. El incremento fue mayor en las naftas (19,7%), que en el gasoil (4%). “La facturación aumentó durante el sexto mes del año 10,4%, recuperándose $ 5.881,9 millones de facturación total que, junto con la mejora de mayo, totalizan un 40.2% de la facturación perdida por el Covid-19 ($ 42,311.6 millones)”, sostuvo el organismo en su estudio, elaborado por la consultora Economic Trends con datos de la Secretaría de Energía.

Luego del desplome de abril, mes afectado enteramente por parte más férrea de la cuarentena, las ventas aumentaron desde entonces un 36,2%. De todas formas, aclararon que los volúmenes siguen un 28,3% por debajo de los números de febrero.

Según señaló a Ámbito Daniel Bornoroni, titular de CECHA, la recuperación en el consumo ofrece una buena perspectiva para lo que viene, “en tanto y en cuanto no retrocedan las fases de la cuarentena, algo que ya sucedió en muchas provincias”. Y, al presentar los datos del informe, el representante de los estacioneros se refirió a la delicada situación que atraviesa el sector: “La mayoría de los estacioneros son pymes. Muchos de ellos han pedido créditos, se están consumiendo los ahorros de su bolsillo para pagar los sueldos. Es un daño muy grande. Si bien desde que arrancó esta situación seguimos operando por ser considerados esenciales, a diferencia de otros rubros también esenciales, nuestras ventas se desplomaron”.

Al repasar la caída por regiones, se destaca por ejemplo que la Ciudad de Buenos Aires sufrió la contracción más grande en la comparativa entre febrero (previo a la pandemia) y abril: el expendio de combustibles se desplomó 73,8% en ese periodo. Para junio, la caída en capital fue del 50% en relación a febrero. En la provincia de Buenos Aires, en tanto, la baja de junio con respecto a febrero fue del 32,4%.

Distintas petroleras consultadas por Ámbito habían adelantado cifras similares, con una mejora en torno al 40% entre abril y junio, luego de que las ventas cayeran un 70% cuando comenzó la cuarentena. A su vez, remarcaron que las limitaciones impuestas en la zona del AMBA durante la primera quincena de julio, podría frenar la recuperación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario